Estrés en los jóvenes: Lo que los padres necesitan saber

Estrés adolescente: Guía para padres 

La investigación muestra que los adolescentes sienten incluso más estrés que sus padres. Enseñarles a hacerle frente es fundamental para su bienestar presente y futuro. Y además, una parte fundamental en su crianza. Ayuda a tu hij@ a controlar el estrés con estas 10 pautas: 

1. Ayúdale a encontrar un espacio libre de estrés 

Todo el mundo tiene un lugar donde relajarse, un lugar donde la presión parece esfumarse. Los adolescentes siguen siendo niños y a veces les cuesta encontrar su lugar. Nuestro trabajo como padres es reconocer ese lugar para ellos sino pueden verlo, y de vez en cuando, cuando las cosas se ponen difíciles animarles a hacerle una visita. 

Espacios pueden ser: irse a su habitación a escuchar música, dibujar, jugar al ordenador…hay multitud de ellos y debes ayudarle a encontrar el suyo si es que le cuesta hacerlo. 

2. Deja que aprenda que el esfuerzo es lo importante 

Los expertos deportivos te dirán que podemos controlar el proceso, pero no el resultado. El enfoque, te dirá cualquier entrenador, debe estar en la práctica y en el dominio de las habilidades. 

Con cada conjunto de exámenes parciales y finales, mi primo y yo tenemos una pequeña conversación. Él me pregunta si creo que ha estudiado como debía. Si es así yo se lo reconozco. Entonces llegamos a la conclusión de que el resto está fuera de nuestras manos. Si él ha puesto todo su esfuerzo y ganas en su examen, no tengo nada que reprocharle. Esto, obviamente, es mucho más difícil de hacer que de decir pero a lo largo de mi trayectoria he aprendido -tanto teórica como prácticamente- que un niño/adolescente necesita nuestra alabanza, no por lo que ha conseguido, sino por lo que ha intentado. 

3. Fuera tensiones que no necesita 

Hacer cosas por nuestros hijos que pueden hacer ellos mismos no ayuda. Pero a veces la mejor forma de ayudar a alguien estresado es quitarle un poco de ese estrés. Hacerles el café de la mañana para que se lo lleven en el bus. Preparar sus bolsas del gimnasio cuando se le ha olvidado hacerlo la noche anterior. Hacerles la cena después del entrenamiento. Claro que son adolescentes y deberían hacer todo esto ellos mismos! De hecho, haciéndoselo los estamos convirtiendo en casi inútiles. Pero aquí está la cosa: ellos se irán pronto, y estás pequeñas formas de mostrarles amor y apoyo se irán también. 

4. Enséñale a hablar con sus profesores, si es que no lo hace ya 

Mucho de su estrés escolar nace de la preocupación de lo que el profesor piensa, quiere o espera. Aprender a hablar y preguntar al profesor, ya sea una aclaración sobre una tarea, una explicación de un trabajo o una petición para que deje más tiempo le será muy útil para reducir su estrés. Nunca está de más recordarle a tu hijo que a los profesores les gusta hablar con sus alumnos.

5. Los tratos funcionaban cuando eran niños, y ahora todavía funcionan 

Los tratos funcionan para los adolescentes no como un soborno ni como una recompensa por haber logrado algo, sino como una manera de reconocer que estás viendo el esfuerzo que están depositando y que te sientes orgullos@. Tanto si es comprarle su postre favorito o pagarle la descarga de alguna película o disco, el mensaje que debes transmitirle es que como padre aprecias y reconoces su esfuerzo y simplemente quieres verle sonreír. 

6. No hables de tu pasado como adolescente 

Frases como las de “en mi época eso no te habría pasado”, “si ahora te cuesta no me quiero imaginar en mi época”, etc no ayudan. No es la época la que determinará si tus hijos tienen éxito o no en sus estudios. En lugar de suspirar por un mundo que tus hijos nunca conocerán, ayudémosles a que aprendan a afrontar en el que viven. 

7. Proporciónale una zona libre de juicios 

Los adolescentes sufren mucha presión sobre encajar socialmente. La sienten cada día simplemente al caminar por los pasillos de sus institutos. Llegar a casa puede ser un verdadero respiro para ellos. Un lugar donde pueden sentirse que pueden ser ellos mismos, recibiendo el calor y apoyo de sus padres y hermanos. 

8. El ejercicio funciona 

A no ser que tu hij@ esté ya en un equipo, establecer un horario semanal de ejercicio físico que no interrumpa su horario de hacer deberes. 

9. Haz un plan de horas de sueño con ellos 

Los adolescentes necesitan dormir mucho más de lo que lo hacen. Parte del problema es su incapacidad para planificar su tiempo y reconocer que, al final del día, no han dejado suficientes horas para dormir. Imagino que ya sabes lo que es discutir con un adolescente a las 11 pm para que se acueste, y encima sin haber terminado los deberes!! A veces es necesario recordar a los adolescentes que dormir no es eso que se hace cuando te sobran horas. Al igual que cualquier otra actividad, tiene que ser asignada con tiempo suficiente.

10. Recuérdale que hay 168 horas en una semana. Con planificación todo se puede hacer 

La investigación ha demostrado que los adolescentes con dificultades para planear tienen un desarrollo tardío de los lóbulos frontales. Si bien es tentador para ellos actuar sin normas, un modelo de planificación les ahorraría muchas preocupaciones y estrés. 

Con las nuevas tecnologías hay muchas aplicaciones de calendario y gestión del tiempo. Ponte con él/ella a planear y muéstrale cómo 24 horas son suficientes, y sino, cómo hay que abandonar ciertos planes para otros momentos. A veces plasmar su horario en un papel o en una agenda electrónica les permite ver, literalmente, cómo van a hacer frente a sus responsabilidades y qué tiempo tienen para su ocio. 

Si quieres saber más acerca del estrés adolescente no te pierdas el artículo que te dejo a continuación. Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea. 

Lecturas recomendadas relacionadas con Estrés en los jóvenes: Lo que los padres necesitan saber:

Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

Añadir Comentario