¿Le dirías estas 12 cosas a tu primer hijo?

 

Al menos el escritor, guionista y blogger Evan Porter sí:

1. Te diré: “Oye, chico, no todo el mundo tiene que gustarte”. Sé sincero. No te limites a asentir con la cabeza a todos y a todo. 

Lo que yo opino: O sí. Claro que no todo el mundo tiene porqué caerte bien o gustarte, pero la capacidad de adaptación va a ser fundamental para tu felicidad. Aún me acuerdo yo de lo poco que me gustaba mi profesor de Matemáticas, ¿y ya simplemente por eso voy a perder la oportunidad de enriquecerme en Matemáticas? ¡¡NO!! No sacrifiques tus ideas y opiniones pero recuerda que la especie que sobrevive no es la más fuerte, sino la que sabe adaptarse.

2. Te diré: “Trabaja duro en la escuela”. No para que ganes dinero u obtengas mejores oficios. Sino porque un día mirarás atrás y te sentirás orgulloso de lo que hiciste.

Lo que yo opino: O no. Einstein, Da Vinci, Galileo o Mozart son sólo algunos ejemplos de los grandes genios de la historia que o no fueron a la escuela o se les daba muy mal. Tu orgullo no debe depender de si asististe o no a la escuela, va mucho más allá que todo eso.

3. Te diré: “Limpia tu habitación”. Te sorprenderá ver lo bien que te sentirás cuando termines y veas tu habitación limpia y ordenada. 

Lo que yo opino: O no. Tú eres dueño y responsable del medio que te rodea. No voy a ser yo quien ande detrás tuya diciéndote qué y cómo debes hacer las cosas. Si el desorden te molesta tú serás el principal perjudicado. Las riendas de la vida las coge uno mismo. No esperes que tus padres lo hagan por ti.

4. Te diré: “Termina siempre lo que empezaste”. Si abandonas nunca sabrás si todo lo que hiciste sirvió para algo. 

Lo que yo opino: O no. Un abandono a tiempo es una victoria. La constancia es una maravillosa virtud, pero emplear energías y tiempo en algo que no avanza es improductivo. No tienes porqué terminar todo lo has empezado, pero no te quedes con la duda de no saber qué pasaría si lo hubieras intentado.
 

5. Te diré: “No esperes tanto tiempo para sentirte cómodo en tu propia piel”. Hay una línea muy delgada entre experimentar las cosas y quedarse atrapado por las modas. No creas que necesitas encajar en un molde para ser aceptado. Es mentira. 

Lo que yo opino: O sí. Pasarás por muchas etapas en tu vida. Simplemente disfrútalas. Pasarán.

6. Te diré: “Cuida de tu cuerpo. Sólo tienes uno”. Usa hilo dental. No tomes tantos refrescos ni Red Bull. No podrás deshacerte de todo lo malo que te hacen. 

Lo que yo opino: El físico no es suficiente. Cuida de tu mente y espíritu. Sólo tienes uno.

7. Te diré: “Oblígate a experimentar cosas nuevas”. Tienes infinidad de cosas por vivir y de las que aprender. No malgastes la vida y el tiempo que tienes. 

Lo que yo opino: O no. La vida constantemente te está enseñando. Obsérvala, detente a mirarla y experimenta siempre que te nazca. La actitud que uno tiene ante las cosas es más importante que las cosas en sí.

8. Te diré: “No te incomodes con los vagabundos”. No van a robarte. Sé mejor que eso. Respétales. Cómprales un sandwich si puedes. Y ayuda a la gente necesitada tanto como puedas. 

Lo que yo opino: ¿Quién dice que lo son? No juzgues a la gente por su apariencia.

9. Te diré: “Presta atención a la actualidad y a la política”. Presta atención a lo que pasa en el mundo. A lo que pasa en tu país. A la situación social y económica. Y no te creas todo lo que sale por la tele. 

Lo que yo opino: No sirve de nada mirar lo que pasa a tu alrededor si no haces nada al respecto. Pasa a la acción. Actúa.
 

10. Te diré: “Pon a tu familia por encima de todo”. Cuando te necesiten, estate allí. No hagas preguntas. No te quejes. Simplemente estate. 

Lo que yo opino. ¡No! No pongas a tu familia por encima de ti. Ponla a tu altura. 

11. Te diré: “Nunca desees ser alguien más”. Abraza tus defectos. Todo el mundo los tenemos. 

Lo que yo opino: O sí. Fijarse en modelos de personas que quieres llegar a ser es un excelente motivador para llevarte a conseguir quién quieres ser.

12. Te diré: “Si fallas en algo, incluso en algo de esta lista, eso está bien”. Yo te seguiré amando. Yo siempre te amaré. 

Lo que yo opino: Lo único en lo que estoy de acuerdo.

A fin de cuentas, por mucho que diga este tal Evan o por mucho que diga yo, tú sabes mejor que nadie qué decirle a tu hijo. Así que que no te obsesionen demasiado estas 12 cosas. Tú, papá o mamá, sabes mejor qué nadie cómo criar a tu hijo. Que no te cuenten cuentos.

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un abrazo y un saludo, Andrea.

Lecturas recomendadas relacionadas con 12 Cosas que le diré a mi primer hijo:

Añadir Comentario