El disco del año: Lost in the dream, de The War on Drugs.

Lleva un mes en el mercado, y “Lost in the dream” va camino de convertirse en uno de los mejores discos de 2014. The War on Drugs se confirman con este tercer disco como una de las bandas con más futuro del indie americano y mundial, superando con Lost in the dream su anterior disco Slave Ambient, algo que se antojaba muy pero que muy complicado.

¿Por qué escuchar Lost in the dream?


Como decíamos, si no es el disco indie-rock del año, no estará lejos. La revista digital Time Out lo califica como “el mejor disco de rock en años”, y aunque no es necesario llegar tan lejos, sí es cierto que el trabajo es redondo, muy bien producido, con un toque a lo Bruce Springsteen que convence desde la primera hasta la última canción.
No existen errores que mencionar en el disco. No se trata de una obra perfecta, pero tampoco está muy lejos de serlo. Grabado en un perfil bajo (melancólico, quizá), todo parece cuadrar: batería, guitarra, piano y, sobre todo, voz. Un disco por el que dejarte llevar una y otra vez. 

¿Cuánto tiempo escucharé Lost in the dream?


Quizá toda tu vida. Estamos hablando de un disco que, desde el principio, se considera una obra maestra. Una joya bien pulida, con un hueco en la estantería donde guardas tus reliquias musicales y que cada cierto tiempo te apetece volver a escuchar. 
Under the pressure” y “Red Eyes” abren el disco de una manera sublime, y aunque quizá estemos ante las dos mejores canciones de “Lost in the dream”, el resto de temas no defraudan. “An ocean between the waves“, “Burning” o la más convencional “Eyes to the wind” son también muy destacables en un trabajo que, como decíamos, no desentona para nada en su conjunto, y que te hará disfrutar de días y días de buena música.

Escúchalo en Spotify.

Otras críticas del disco:
TimeOut. Nota: 10 sobre 10.
The Irish Times. Nota: 10 sobre 10.
Consequence of Sound. Nota: 10 sobre 10.
The line of best fit. Nota: 10 sobre 10.
DIY. Nota: 8 sobre 10.