Cómo evitar qué te hagan Mal de Ojo

Cómo evitar qué te hagan Mal de Ojo. Es más importante ser previsor, que actuar cuando ya te lo han hecho. ¿No crees? Ahora se le da mucha importancia a la medicina preventiva, porque te ahorras pasar la enfermedad y tener el gasto de la Farmacia. Pues esto es lo mismo. Piensa que tienes el mundo en tus manos. Todo depende de ti (o casi). Vamos a ver lo que debes hacer y lo no debes hacer. 

Evitar relacionarte con personas tóxicas

Si tú notas a alguien es una lianta o está loca, para qué te vas a relacionar con esa persona? Sepárate de ella, evítala y pon excusas si insiste en verte, pero corta la relación. Si es alguien del trabajo y es imposible dejar de verla, no le cuentes nada de tu vida, porque lo va a usar en tu contra. ¡Protégete!

Evita que te toque o tocarla y mirarla directamente a los ojos

Evita todo contacto con ella y no la mires directamente a los ojos. Cuando más lejos la tengas mejor. Puedes tener siempre mil excusas,  prisas o mucho trabajo con tus hijos o con tu familia… Pero no entres en su casa ni tengas contacto con ella.

Evita pararte a hablar enfrente de ella

Si tienes, que hablar con ella, acorta la conversación, no hables de ti, no des detalles, cruza los brazos como protección, para que sus energías no penetren en ti. Imagina, que estás protegida por un cilindro de nácar. Son personas enfermas y no miden su maldad. Son personas, que se sienten inferiores y van a por cualquiera que esté mejor que ellas.

Evita beber o comer algo que te ofrezca esta persona

Podría haber preparado algún ritual y podrías empezar a encontrarte mal sin saber muy bien por qué. Rechaza cualquier ofrecimiento. Es por tu bien.

Nunca dejes un cepillo tuyo a su alcance

Para preparar los rituales de Magia Negra se utilizan cabellos de la persona a la que quieren hacer daño. NO dejes jamás un peine o cepillo tuyo a su alcance. 

Evita fotografiarte con ella

Nunca te hagas fotografías con ella y no dejes, que ella te tome en foto. Se utilizan para los trabajo de Magia Negra.

Evita hablar sobre tus cosas o tu familia

Cuanto menos sepa sobre ti, será mejor, porque tendrá más fácil criticarte y hacerte daño. Estás personas, son envidiosas y tergiversan las cosas, para que a ti te vaya mal y hacerte quedar mal. No le cuentes nada de tu familia, porque podría hacerles daño. Además, cada vez que hablas sobre un problema en concreto, lanzas esas energías y cada vez el problema se hace más grande, lo estás afirmando, concretizando.

Evita levantar envidias

Se lo más discreto posible con todo aquello que te va bien, especialmente delante de alguien a quién las cosas le van muy mal. Hay personas, que se alegrarán por ti, pero hay otras que te envidiarán y te mandarán energías negativas. Siempre que te pregunte, quítale importancia a todo. No alardees de nada. 

Evita que entre en tu casa

Si puedes evitarlo, no la invites nunca a tu casa. Tendrá acceso a tu familia, a tus cosas, podría enterarse de cosas delicadas para ti… Podría entrar en tu habitación o a tu cuarto de baño y tendría acceso a tus productos de belleza, cabellos. Se lo pondrías muy fácil, para que te hiciera un trabajo. Te desaparecerá ropa interior…

Evita hablarle sobre tus planes de vida

No le hables de tus vacaciones, porque si le da envidia, hará todo lo posible para que te salga mal y no puedas ir. Si piensas cambiar de casa o comprarte un coche o si te has enamorado de un chico… No le cuentes nada, porque se meterá en medio y nada se dará, todo te saldrá mal.

Evita hablar mal de nadie

El hecho de entrar en el juego de las críticas, enrarece el círculo en el que estás inmerso. Cuanto menos participes, más estable será tu vida y tu entorno. Más agradable será tu vida.

¿Cómo evitar que te hagan mal de ojo?

Image by Gerd Altmann from Pixabay

Evita hablar sobre tus prácticas religiosas o espirituales

Si eres una persona muy religiosa y te aporta paz. O si eres una persona, que encuentra la paz en la Meditación, el Yoga o en el deporte. Nunca se lo digas, porque la envidia de que hayas conseguido esa paz interior, podría levantar su ira. Es un camino, que debemos hacer cada uno a solas. Ellas suelen ser personas poco activas.

Evita hablar de tus problemas

Nunca hables de tus problemas de dinero o de pareja o de los hijos, porque cada vez que hablas de ello, estás generando esas energías y las estás lanzando al Universo. Con tus afirmaciones, las estás agrandando y enquistando. Harás que se hagan realidad.  

No aceptes ningún regalo 

Si te regala algo, no se te ocurra ponértelo, tíralo directamente a la basura. No lo dejes en tu habitación algunos días. Tíralo rápidamente. 

Otras lecturas relacionadas con Cómo evitar que te hagan Mal de Ojo:

 

 

 

 

 

Añadir Comentario