TESLA: El futuro es eléctrico

TESLA: El futuro es eléctrico

 

TESLA 1: Su creador se llama Elon Musk, quizá esto no les diga nada de nada pero si añadimos que fue el cofundador de PayPal estoy seguro que empezaran a entender algo. Del proyecto de Paypal sacó 180 millones de dólares, me refiero a que su beneficios fueron eso, 180 millones de dólares.

No olviden que estamos en Silicon Valley y aquí además de creatividad, emoción y tecnología hay, sobe todo, dinero, mucho dinero. Es decir, que aquí nadie lanza un proyecto de internet, tecnológico, ecológico sin pensar que se va a hacer multimillonario. Aquí nadie lanza un proyecto/idea pensando en que con un millón está listo, eso es pensar low muy low, es casi vulgar pensar así. Elon Musk tras su paso por Paypal decidió invertir en lo que le gusta.

Elon Musk, podríamos decir que pasó de ser un empresario Wired a ser un empresario Supercharged. Destinó 6.3 millones de dólares par lanzar el proyecto TESLA en el año 2004. Su proyecto, que era una Startup, establecía en su plan de negocios tres áreas de acción. La primera: desarrollar un coche eléctrico deportivo de última generación que tuviera estilo y unificara el respeto al medio ambiente con un “Cool Lifestyle”.

Segundo: Desarrollar un vehículo sedan capaz de competir con marcas como Mercedes, BMW o Audi. Tercero: Desarrollar una producción masiva de coches eléctricos para todos, es decir: Para la Masa. Elon Musk ya ha conseguido lanzar y liderar dos de esos proyectos. El primero con su Roadster y su Sport Roadster, el primero de 110,000 dólares y el segundo de 200,000 dólares. El Segundo con su modelo S, una auténtica maravilla tecnológica y de eficiencia que se va a llevar por delante a BMW y a Mercedes. Como dato de interés: En la sesión de fotos que hice en TESLA Menlo Park en la presentación del Modelo S, concesionario pionero que tuvo hace unos años en su parte de atrás la producción manual del Roadster, ya había una lista de espera de 6000 interesados que pagaron por adelantado un 10% del valor de un coche que no verán hasta octubre del 2012. ¡Fascinante, no! Hace año y medio TESLA se convirtió en la primera empresa americana de coches en completar una oferta pública de acciones desde que Ford lo hiciera en 1956. Ahora cotiza en el NASDAQ bajo el acrónimo TSLA. La rentabilidad de sus acciones en el último año ha sido del 16%. Atentos¡¡¡ TESLA 2: El sábado 3 de diciembre, gracias a Kendra, una especialista de producto TESLA en el histórico concesionario de TESLA en Menlo Park tuve la oportunidad de fotografiar y ver el Prototipo Beta del Modelo S y tocar y sentir de primera mano el nuevo Sport Roadster una maravilla de la velocidad y la eficiencia. He pasado muchas veces por delante del Concesionario de TESLA en Menlo Park camino de Stanford. Siempre he girado la cabeza ante el atractivo de sus coches deportivos y eléctricos. Por University Avenue en Palo Alto, la tan conocida calle de la que habla todo el mundo (para mi es una calle no una avenida como dicen) he visto pasar esos coches silenciosos y estilizados que cortan el tiempo haciendo “no daño” al medio ambiente. Los he fotografiado y he fotografiado a los jóvenes que los conducen, jóvenes de éxito que tienen la capacidad de cambiar el mundo con sus visiones. Un día, en nuestras clases de fútbol para niños de 4 a 9 años en Mitchel Park coincidimos con un padre que trabaja como ingeniero en Apple y con su esposa Kendra. Tras acabar la sesión de entrenamiento comenzamos a hablar de todo. Desde Apple, Steve Jobs, Google, Erick Smith y TESLA. Los ojos se me abrieron como párpados al oír que Kendra era una especialista de producto y que me acababa de ofrecer la oportunidad única de fotografiar el Modelo S el día que lo hacían público. Dicho y hecho. Llegué a las 18:15, todo estaba inmaculado, eléctricamente inmaculado, los coche pululaban dentro del concesionario, “no limits” pues al no liberar emisiones tóxicas los coches pueden ser encendidos y conducidos dentro de la exposición. Era de locos, parecían teledirigidos por alguien que no veía. Nada de ruido, absolutamente nada, sinceramente cautivador. A la derecha el Modelo S en blanco. Pantalla de 17 pulgadas en la consola central, internet 3G para todo el mundo dentro del coche, techo solar de apertura, interior sin botones, 482 kilómetros de autonomía, 5,6 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h, 0 emisiones por el tubo de escape, 0 contaminación, 3 horas y 1/2 en cargar el coche de nuevo y un coste de 6 dólares por carga de batería. Olvídense de pasar por la gasolinera ni siquiera para saludar. A la izquierda la maravilla supercharged, un velociraptor fusionado con el medio ambiente. En rojo y en verde. El nuevo Roadster Sport. 3.7 segundos de 0 a 100, 400 km por carga, esfuerzo de torsión inmediato, dirección de última generación, cuerpo del coche en carbono, emisiones 0. Alucinante. Y así pasé unas horas fascinantes fotografiando y tocando, viendo lo que es el servicio al cliente en su máxima expresión, perplejo de lo que significa el concepto de marca en este lugar privilegiado por la mente, la universidad y la empresa, embelesado ante la pasión contagiosa de estos abanderados del nuevo mundo, de la nueva economía y de la investigación: Urbi et Orbi Tesla. 

Vincent Crown


San Francisco Cartografia Humana

Puente-saliendo-de-Berkeley

Semiconductores: Palo Alto San Francisco Berkeley

3 Respuestas

  1. apm 6 años ago
  2. Alicia 6 años ago
  3. Julia 6 años ago

Añadir Comentario