20 Trucos que debes saber antes de viajar

En el siguiente post te revelamos 20 trucos que te evitarán muchos dolores de cabeza antes, durante y después de haber viajado. Así que atento y recuerda estos consejos la próxima vez que vayas a viajar. 

 20 trucos que debes saber antes de viajar

Después de haber viajado tanto, haberle dado mil vueltas y una a qué iba a meter en mi maleta, sacar para luego volver a meter en la maleta unos cuantos “por si acaso”, investigar todas las páginas Web y aplicaciones para conocer cuáles funcionan mejor y cuáles ofrecen vuelos más baratos, entrar en las páginas Web de las compañías aéreas, preguntar a los amigos que ya habían viajado antes y un largo etcétera, aquí comparto con vosotros las 20 cosas que he descubierto y que harán mucho más sencillo tu próximo viaje sin pasar por todo lo que yo ya he pasado. ¡Ahorrarás tiempo y reducirás tu estrés si los sigues!

1. No llenes mucho tu equipaje y no lo factures.

Este es uno de los consejos quizá más fáciles, pero que nos cuesta muchísimo seguir. Y es que tendemos a sobrecargar nuestro equipaje (llenarlo de los “por si acaso” que antes os mencionaba).

Y es que estarás pensando: ¡pues vaya! Si no lo facturo a ver cómo meto toda mi ropa y las cosas que voy a necesitar en una maleta tan pequeña. Tranquilo, hay millones de sitios en Internet donde se te muestra cómo meter más cantidad de ropa en una pequeña maleta, como por ejemplo, enrollándola al estilo militar, metiendo básicos que podrás conjuntar con todo, ropa que no sea muy pesada, la cual si se coloca debajo de los productos de higiene ganarás espacio también, dejando en casa aquello que no utilizaremos o que hay una mínima posibilidad de que lo hagamos, así que sólo tienes que mirar y aprender. Asimismo, si puedes evitar facturar la maleta, no tendrás que esperar una eternidad para esperar a recogerla en la cinta después de aterrizar, y como acabarás mucho antes que los demás pasajeros, saldrás antes del aeropuerto y no tendrás que hacer una enorme cola para coger un taxi, así como también irás más ligero durante todo tu viaje y te moverás más rápido. Además, si no llenas tanto la maleta, aumentarás tu presupuesto de viaje con el dinero que te has ahorrado en los gastos del equipaje facturado.

2. Lleva siempre contigo un antifaz para dormir y tapones para los oídos.

Cualquiera que no haya dormido durante una noche o cuatro al viajar agradecerá este consejo.

Algunas compañías aéreas te los proporcionan gratuitamente, pero otras no. Así que si los llevas contigo te aseguras de tenerlos y así poder dormir. El avión no es el único lugar en el que uno puede dormir, puede hacer uso de estos dos nuevos mejores amigos casi en todas partes: trenes, coches, hoteles, hostales, barcos … incluso al volver de viaje; ¡en casa!

3. Marca tu equipaje con una etiqueta de frágil.

Si no puedes controlarlo y necesitas facturar tu maleta, márcala con una etiqueta de frágil. De este modo, te aseguras de que traten con cuidado tu equipaje, tendrá un espacio privilegiado, será uno de los primeros en salir por la cinta de recogida de equipajes, así como que ya estarás fuera del aeropuerto y dentro del taxi hacia tu destino antes que nadie.

4. Configura Google Maps para usarlo sin conexión.

20 trucos que debes leer antes de viajar

¡Esto te va a ahorrar muchísimo tiempo! Si no tienes Internet en el extranjero o si estás pensando en ponértelo sólo para poder usar el GPS (pero no quieres gastar dinero), no lo hagas, a continuación te explico como conseguirlo.

Cuando aún tengas conexión, abre el mapa que necesitarás más adelante para ubicarte y escribe “mapas OK” en el cuadro de búsqueda. Esto guarda la pantalla y hace que la puedas usar sin conexión. También puedes marcar los lugares de interés específicos, ya que no podrás buscarlos después cuando no tengas conexión. Para mayor seguridad, puedes incluso hacer varias capturas de pantalla de las áreas específicas con el zoom a diferentes tamaños. Esto te ahorrará muchísimo tiempo a la hora de llegar del punto A al punto Z.   

5. Pon todos tus dispositivos eléctricos en un neceser antiguo.

No pierdas más tiempo buscando dentro de la maleta los aparatos electrónicos y cargadores. Mételos todos en un neceser resistente al agua con cremallera, de esta forma los encontrarás rápidamente y no se mojarán. Mucha gente mete los cargadores de los teléfonos, el iPod, las baterías de la cámara, las tarjetas SD, etc. que no querrás volver a comprar al estropearse si hay una gotera o una tormenta.

6. Mete en la maleta ropa que se seque rápido y que no haga falta planchar.

La ropa que se seca rápido es lo mejor de este mundo. ¿Por qué gastar dinero en los carísimos servicios de lavandería del hotel o esperar a que se seque una camisa cuando se puede lavar lo que quieras usar al final del día y estar seguro que cuando te despiertes estará limpio y seco?

7. Introduce bolsas de plástico en la maleta.

20 trucos que debes leer antes de viajar

Mete unas cuantas bolsas de plástico extra con tus cosas. Este truco es súper sencillo y viene muy bien. Así no tendrás que esperar a que ese traje mojado se seque o tener el tiempo para limpiar esas zapatillas de deporte llenas de arena. ¡Lo metes en la bolsa y listo! También nos viene muy bien usar estas bolsas para cubrir nuestras cámaras y teléfonos cuando nos inunda la lluvia repentinamente, y también son muy buenas para usarlas como bolsa de la ropa sucia, de este modo, no perderemos después tiempo descubriendo qué ropa está limpia y cuál está sucia.

8.  Mete en la maleta una infinity scarf.

 La infinity scarf, o lo que es lo mismo, una bufanda infinita, que está muy de moda, es el comodín para todas las necesidades que te puedan surgir durante el viaje. Debe estar siempre en la lista que hagas de “qué cosas llevar en la maleta”, pues se puede transformar en diferentes prendas, desde bufandas, a faldas, camisas, vestidos, lo que sea, pero este maravilloso trozo de tela se puede utilizar para mucho más. Como por ejemplo: como almohada, para cubrirse la cara, bolsa de playa, máscara contra el polvo, para envolver los artículos frágiles antes de meterlos en la maleta, etc.   

9. Lleva un botiquín en la maleta.

El botiquín de primeros auxilios lo tienes que preparar dependiendo de donde vayas de viaje, con esto ahorrarás mucho tiempo y DOLOR. Como mínimo tiene que contener aspirina y / o paracetamol, bastoncillos, tiritas, un pequeño tubo de crema anti bacteriana y quizá algunos anti ácidos estomacales masticables. Estos básicos pueden ser difíciles de conseguir, sobre todo, si no hablas el idioma del país al que viajas. Ejemplo de Botiquín.

10. Compartimenta tu maleta con cajas plegables para la ropa.

Después de unos días o los cambios de un hotel a otro, lo más probable es que parezca que haya pasado un tornado dentro de tu maleta. Para ello, compra cajas plegables para la ropa que encontrarás en sitios como Carrefour y ¡arreglado! Una caja para las cosas de higiene, otra para los calcetines, otra para la ropa interior, otra para los sujetadores, otra para los pantalones y otra para las camisas y camisetas. Las mejores son las ajustables que cambian de tamaño, así puedes utilizarlas según tus necesidades y que haya por ejemplo un compartimento para la “ropa sucia”.

11. Notifica a tu banco que vas a viajar.

Esto puede parecer algo obvio, pero te sorprenderá cuánta gente se olvida de hacerlo o piensa que no es necesario seguir este consejo. Es muy fácil de hacer, es como rellenar un formulario de viaje,  y olvidarse de hacer esto puede causar grandes problemas, como por ejemplo, enormes retrasos en hacer (o al menos pagar por) casi cualquier cosa. Así que hasta que lo notifiques o el banco reciba la notificación, es conveniente que lleves un poco de dinero en efectivo para, al menos, comprar lo necesario si la tarjeta de crédito fallara durante las primeras 24 a 48 horas.

12. Haz uso de los cajeros automáticos y las tarjetas de crédito en lugar de cambiar dinero.

20 trucos que debes leer antes de viajar

Vamos a resolver esto de una vez por todas: el 99 por ciento de las veces tu banco tendrá el mejor tipo de cambio posible. Así que deja de perder tiempo y dinero en cambiar de divisa. Saca el dinero en los cajeros automáticos de la ciudad a la que viajes o paga con tarjeta de crédito. Pero ¡atención!: las comisiones por transacciones internacionales pueden aumentar el coste, por lo que es recomendable adquirir una tarjeta de crédito apta para viajes que no agrega estas comisiones. Algunas cuentas corrientes Charles Schwab te reembolsan todas las comisiones que se te han cargado en los cajeros automáticos, en casa y en el extranjero.  

13. Carga los dispositivos que tengan salida de USB en la televisión del hotel.

¿ No te has llevado el adaptador o tienes más de una cosa para cargar? ¡No te preocupes! Ve de cabeza a la televisión de la habitación del hotel. La mayoría de los televisores modernos tienen puertos de entrada USB en la parte trasera, por tanto, puedes conectar y cargar dispositivos como móviles, iPods, iPads y cámaras sobre la marcha.

14. Utiliza una aplicación en el móvil para convertir el dinero.

Instala un conversor de moneda en tu teléfono móvil, como por ejemplo, XE Currency Exchange. Esta aplicación te hace ahorrar tiempo, ya que no tienes que calcular la conversión mentalmente (estas operaciones matemáticas las dejamos para el colegio y el instituto) e incluso hacer que no te timen, pues puede que las matemáticas no fueran tu punto fuerte en el colegio.  Esto también lo puedes hacer aunque no tengas datos, ya que la mayoría de las aplicaciones funcionarán con los tipos de conversión que había en la última sincronización, de este modo, te podrás hacer más o menos una idea.

15. Coge el taxi en la zona de salidas.

20 trucos de debes leer antes de viajar

Acabas de llegar, sales del aeropuerto y en llegadas vas a coger un taxi pero ves que la cola es larguísima, cambia de plan y vete a salidas para cogerlo allí. Dado que todos los taxis estarán llevando a gente y una vez que la dejan se vuelven a la ciudad o a la línea de taxis en la zona de llegadas, no tendrás que competir con nadie ni hacer cola para coger el taxi.

16. Si no quieres que te estafen, actúa como si conocieras el sitio.

Normalmente, cuando subas al taxi el conductor te preguntará si eres del lugar en el que te encuentras. Si te ves capaz dile que sí, sin embargo, hay veces en los que es difícil mentirle completamente en la cara, ya sea por tener un acento diferente o por miedo a que te haga preguntas específicas sobre el lugar y no sepas contestarlas. Si le vas a mentir procura haber memorizado más o menos el camino que quieres que haga y los nombres de las calles. Para ello, busca el itinerario con anterioridad en Google maps. Si prefieres no mentirle, dile que vas con bastante frecuencia a ese lugar para visitar a unos amigos o que tienes familia que vive allí. Esto evitará que te lleven por carreteras secundarias innecesarias que se traducen en tarifas más altas.  

 

17. Envíate a ti mismo por correo electrónico una copia del itinerario y de los documentos de identificación más importantes.

Lo último que quieres que te suceda durante un viaje es que se te roben algo. Mientras que la ropa, la cámara y el dinero son cosas importantes, la cosa más importante de todas son los documentos de identificación. Buena suerte si crees que vas a reemplazarlos o  recuperarlos sin el documento de identificación adecuado. Así que lo primero es lo primero, envíate a ti mismo una copia del pasaporte, el carné de conducir y los documentos en los que aparezcan los números de reserva, así por lo menos estarás en parte cubierto. Te ahorrará muchísimo tiempo y grandes dolores de cabeza si puedes probar que eres quien dices que eres y saber cuando y donde tienes que estar.

18. Crea una carpeta para el viaje en el correo electrónico.

Esta idea también puede parecer una obviedad, pero de nuevo, te sorprendería cuánta gente pasa por alto esto. La organización de un viaje suele ser un proceso largo, sobre todo si te encanta planificarlo todo. Crea una carpeta o etiqueta en tu correo electrónico para el viaje y envía ahí todas las confirmaciones, los itinerarios, etc. Sería bueno que hicieras una captura de pantalla a los correos electrónicos que recibas en relación con tu viaje. De esta manera tendrás fácil acceso a los números de confirmación, los localizadores de registro, los nombres y las direcciones. Al tenerlo todo en un solo lugar no tendrás que perder tiempo buscando en la bandeja de entrada.

19. Aprende algunas frases clave.

Nada acelera las cosas más en un país extranjero que hablar el idioma, o al menos un poco de este. Es recomendable que metas también en tu maleta un pequeño bloc de notas con las frases más comunes que vas a tener que utilizar durante tu viaje, así no las tendrás que memorizar. No obstante, si no tuvieras el suficiente espacio en la maleta o tuvieras el tiempo de memorizarlas, ¡hazlo! El hecho de saber algunas frases simples como “por favor” y “gracias”,  la frase “¿dónde está …”, con algunos elementos esenciales como “baño”, “hotel”, “restaurante” y / o “hospital” pueden ahorrarte tiempo, muchos dolores de cabeza y no sentirte tan impotente al ver que no sabes decir ni una sola palabra en ese idioma.

20. Obtén Global Entry.

Aunque esto sólo puede tener sentido para aquellos que viajan con frecuencia a Estados Unidos, ahorrarás mucho tiempo si te haces con él también. ¿Cuánto tiempo pierdes esperando en las largas colas del aeropuerto? Aquellos que tienen Global Entry tienen muchos beneficios, como por ejemplo, pasar por el control sin sacar los portátiles de la maleta, sin quitarse los zapatos, etc.  

lastcall-peque

Por favor, déjanos en los comentarios tus trucos y consejos más útiles para viajar. ¡¡Muchas gracias!!

Añadir Comentario