Claustrofobia en el avion

Volar con claustrofobia

Si tenemos claustrofobia y necesitamos volar, puede que nos sintamos ansiosos por el viaje. Pero planificar cuidadosamente el viaje puede ayudarnos a mantener la fobia bajo control.

Claustrofobia en el avion, consejos
Las aerolíneas

Hace tiempo, las compañías aéreas de bajo presupuesto recortaron los extras, ofreciendo asientos estrechos y pocos servicios a cambio de un billete barato. Hoy en día, ya no es así. Cada línea aérea es diferente, por lo que conviene visitar los sitios Web de las distintas aerolíneas para determinar las políticas actuales.

La Ruta 

Algunas rutas son comunes entre los viajeros de negocios, por lo que los vuelos están muy concurridos durante la semana; otras son más populares entre los turistas, que suelen viajar los fines de semana; etc. Investigar la ruta que queremos tomar para saber a qué atenernos. Otra cosa que hay que tener en cuenta es si tenemos que cambiar de avión. Los aeropuertos de ciudades importantes son por lo general más concurridos que los aeropuertos regionales. Si las multitudes activan nuestra claustrofobia, reservar un vuelo sin escalas o buscar una conexión a través de una ciudad más pequeña.

Información específica sobre el vuelo

Una búsqueda rápida en Internet puede proporcionar información sobre un vuelo específico. Puede averiguar cómo de lleno suele ir un vuelo y su promedio habitual de duración. Aunque no hay garantías, averiguar estos detalles por adelantado puede ayudarnos a escoger el vuelo con el menor riesgo de overbooking o retrasos.

El asiento 

Muchas personas con claustrofobia prefieren sentarse en una fila de salida y así tener espacio adicional para las piernas. Otros prefieren un asiento de ventanilla que les permite contemplar el exterior y disfrutar de las vistas. Mucha gente cree que esto le ayuda a no pensar en el avión lleno de gente. Sin embargo, ir sentado junto a la ventana significa tener que excusarse ante una o dos personas para llegar al pasillo. Otra opción es elegir el asiento más próximo al pasillo, pudiendo moverse con facilidad por todo el avión. Caminar un poco ayuda a desconectar y puede ayudar a manejar los síntomas. También facilita el acceso a los baños y a cualquier cosa que guardemos en el espacio de almacenamiento que hay sobre los asientos. No obstante, solo veremos el interior del avión.

Como prepararse para un vuelo si sufre claustrofobia

Varias semanas antes del vuelo, es conveniente visitar al médico y al terapeuta. Incluso si normalmente no tomamos medicamentos para la fobia, el médico podría recetarnos algún medicamentos contra la ansiedad a corto plazo.

El terapeuta también puede enseñarnos algunas estrategias de afrontamiento para utilizarlas durante vuelo. La visualización guiada, los ejercicios de respiración y otras técnicas se pueden utilizar en el asiento, y pueden ayudar a evitar un ataque de pánico.

Tomarse el tiempo suficiente en el aeropuerto Una vez que se pasan los controles de seguridad, se puede disfrutar de los restaurantes, tiendas y servicios que están dentro del área segura del aeropuerto. Beber mucha agua y procurar tomar un pequeño refrigerio. Mantener la hidratación y el azúcar en sangre es importante para mantener la calma.

Dirigirse a la puerta correspondiente unos 30 minutos antes del vuelo. Tener suficiente tiempo para este último paso del proceso nos ayudará a mantener la calma y a estar centrados.

Durante el vuelo, procurar distraerse todo los posible. Llevar un iPod, un reproductor de DVD o un portátil, o pedir los auriculares y ver la película que pongan durante el vuelo. Si viajamos con un familiar o amigo, aprovechar para conversar. Quitarse los zapatos y relajarse con una almohada y una manta.

Si tenemos un ataque de pánico, decírselo a nuestro compañero de viaje. Puede ayudar hablándonos para calmarnos. Aunque no son terapeutas profesionales, los asistentes de vuelo también pueden proporcionarnos diferentes tipos de asistencia. No dudar en pedir ayuda si es necesario.

Fuente: Flying with Claustrophobia

Relacionado con claustrofobia en el avion:

Sin Respuestas

Añadir Comentario