Vacaciones felices

La semana pasada CBS news publicó un artículo con algunos consejos para lograr que evitemos decepciones en el momento de reservar y disfrutar de nuestras merecidas vacaciones.

Comprobar el estado de las habitaciones del hotel: Una de las cosas que puede pasar es que reservamos una habitación de hotel y nos hacemos una imagen en nuestra mente de cómo va a ser la habitación, pero al llegar, podemos llevarnos una decepción. Hay una Web llamada TripKick.com, que se puso en marcha el año pasado. La Web cuenta con 600 hoteles de todo el mundo y continúa creciendo. Sus empleados van a los hoteles, se alojan en las habitaciones y, luego, escriben reseñas. También hablan con el personal: gerencia, botones, etc. Así que podemos entrar en esta Web para comprobar algún hotel y encontrarnos con cosas como: “Esta habitación es pequeña, está cerca del contenedor y es realmente ruidosa”; o bien: “Es una habitación fantástica; amplia y con unas vistas asombrosas”.

Elegir su plaza en el avion o en el tren: El sistema de reserva de Renfe ha mejorado mucho en los últimos años y ahora es posible elegir su asiento, algo recomendable tanto por si viaja solo y prefiere un asiento solo, o si viaja en familia y con amigos y desean sentarse juntos. Muchos aerolíneas también ofrecen esta opción. Y existe también una página web llamada SeatGuru.com. En ella se encuentran 95 aerolíneas. Podemos acceder y, literalmente, desplazarnos con nuestro ratón sobre todos los asientos. Al pasar sobre ellos, la Web nos ofrece una reseña sobre el asiento. Algunos están en verde, lo que indica que es un asiento fabuloso, y podemos leer el motivo (espacio para las piernas, etc.). También podemos averiguar si nos van a poner una buena película y si desde el asiento tenemos una buena vista de la pantalla.

Procurar no perder el avion: La última persona en sacar la tarjeta de embarque será la que tenga más probabilidades de quedarse fuera. Si intentamos obtener nuestra tarjeta de embarque por Internet y no logramos que nos asignen asiento, es mala señal. Eso significa que puedan haberse vendido más billetes que el número de plazas disponibles en el avión, por lo que debemos procurar llegar temprano al aeropuerto.

Arreglar la cuestión de dinero: Es aconsajable llevar algo en efectivo en la moneda de nuestro destino, porque nunca se sabe si habrá posiblidad de cambiar en el aeropuerto (donde además las tasas son mas altas que en otros lugares donde se venden divisas). También es interesante averiguar si las tarjetas bancarias funcionan en los cajeros de nuestro destino o no. Si la respuesta es sí, conviene enterarnos de las comisiones cobradas en cada operación.

4 Respuestas

  1. Joaquin 10 años ago
  2. Anónimo 10 años ago
  3. Anónimo 10 años ago
  4. joaquin 10 años ago

Añadir Comentario