Pueblos de la Sierra de Alcaraz

Los que conocen la provincia de Albacete aseguran que es una de las más bellas de España. Proponemos en viajar un fin de semana o puente para descubrir algunos de los secretos de una provincia española mal conocida y poco explotada, discurrir por pueblos que son el deleite de los viajeros que quedan atrapados entre sus dominios. Invitamos a viajar por la Sierra de Alcaraz.

Pueblos de la Sierra de Alcaraz (Albacete): Ayna, Batán del Puerto, Lietor, Alcaraz…

La Sierra de Alcaraz esconde paisajes de encanto difíciles de olvidar. Uno de los primeros pueblos que vienen a la mente es Ayna (algunos la llaman jocosamente la “suiza manchega”). A unos 60 km. de Albacete y en las última estribaciones de la Sierra del Segura. Desde el mirador del diablo es posible conseguir una imagen del pueblo realmente cautivadora. Desde Aina se puede ir hacia el nacimiento del Río Mundo, un enclave que no puede perder por nada alguien que sea amante de la naturaleza. Un hotel estupendo para hospedarse por estos parajes es el Hotel Felipe II, en pleno corazón de la Sierra de Alcaraz y Segura y a unos 40 km del nacimiento del Río Mundo, un afluente principal del Segura.

Por estos entornos no hay que perderse una aldea con una pocas casa llamada Batán del Puerto. Cuentan algunos que el Presidente Adolfo Suárez se reunía con los suyos, a modo de retiro espiritual, por estos dominios de Ayna y Batán. En Batán del Puerto iba a comer auténtica cocina manchega de María, la del hostal o Pensión del Batán. Esta cocina manchega tiene la autenticidad de una sólida cocina de montaña con fuerte personalidad: paté de ciervo, gachasmigas, gazpachos de liebre, andrajos con morcillas, arroz caldoso con pollo y costillejas, chorizo de jabalí, jamón con puré de manzana o pringue, una especie de sémola con tropezones de embutido picado. Todo esto por no hablar de mermeladas de frutos de la sierra, pates caseros, huevos agarraos, migas, el guisao, y unos postres caseros únicos. Comprenderán por qué esta aldea cuenta la leyenda que fue capaz de seducir al primer presidente de la transición democrática española.

Otro punto y aparte merece Lietor. Una estructura medieval e islámica , debido a sus estrechas calles por donde los turistas pululan para ir al Ciclo de Conciertos de Órgano de Lietor. La ermita de Belén ostenta una muestra de arte popular del XVIII realmente impresionante todo está pintado en una línea ingenua y colorista dentro de la mejor estética popular. Algo que el viajero agradece en un descubrimiento inesperado.

No hablamos del pueblo de Alcaraz, con sus torres emblemáticas, la capital de la Sierra que lleva su nombre y cuyos encantos son más conocidos y existe una información más amplia. No dejen de pasear por la calle mayor, aparte de seguir las recomendaciones de las guías al uso.

Si tras esta excursión a los pueblos de la Sierra de Alcaraz le quedan ganas de continuar con los pueblos de Albacete, nuestra recomendación es viajar hacia las Hoces del Júcar y del Cabriel. Allí espera Alcalá del Júcar y otros pueblos. Pero esa es otra historia…

Información relacionada con Albacete:

Añadir Comentario