Los 10 mejores hoteles a buen precio de Singapur

Naumi Liora Hotel

La hermosa fachada en colores pastel de los años 20 del hotel Naumi Liora parece ocupar la mitad de la calle. Se trata de un hotel elegante y bastante excéntrico, inaugurado hace menos de un año, que dispone de 79 habitaciones, además de un gimnasio. Para entrar en el bar privado, The Library, se necesita una contraseña (que cambia cada semana y se publica en Facebook). Las habitaciones básicas se encuentran todas en la planta superior y, si bien son más espaciosas que gran parte de la competencia, conviene ir preparados para los espacios del ático, que no tienen ventanas porque los propietarios no pudieron añadir tragaluces debido a la condición de patrimonio protegido del edificio (naumiliora.com)

Wanderlust Hotel
Este edificio histórico de la Pequeña India se construyó en la década de 1920 como escuela, posteriormente

se convirtió en el cuartel general de la Asociación de clanes chinos y, luego, fue abandonado durante muchos años, hasta que Loh Lik Ping, una figura destacada del sector hotelero de Singapur, lo transformó en el moderno hotel Wanderlust.

Cada una de las tres plantas de habitaciones fue asignada a una agencia de diseño diferente, con carta blanca para crear una decoración llamativa, por lo que se puede elegir entre los colores brillantes de la planta Pantone, la minimalista Mono o la extravagante Whimsical (caprichosa). En la planta Pantone están las habitaciones más baratas: espacios compactos con un montón de extras, que incluyen un minibar gratuito de refrescos, llamadas locales, una cafetera expreso y TV inteligente. En el segundo piso hay un patio tropical con una pequeña piscina de inmersión (wanderlusthotel.com).

The Pod
The Pod, inaugurado en agosto de 2013, fue creado específicamente para la nueva generación de viajeros
flashpacker (mochileros con estilo y un poco más de presupuesto, pero menos tiempo) Ocupa tres plantas de un bloque de apartamentos situado en el animado barrio de Kampong Glam, es elegante, inteligente y con un precio bastante bueno. Dicho esto, hay que estar mentalizado si se quiere alojar uno aquí, porque aunque tiene un nivel diferente a los sucios albergues para mochileros, no hay mucha privacidad. Los dormitorios son mixtos o sólo para mujeres; y hay seis espacios de cama doble para parejas. Los espacios son cómodos, con una mesita escritorio abatible, tabiques divisorios de madera y un taquilla debajo.

Por la noche, se puede bajar una cortina opaca; y cada dormitorio tiene una esquina con cortinas adicionales de recambio. El salón común es negro mate, con muebles elegantes e incluso hay tres suites de negocios con terminales informáticos. Otros beneficios incluidos son: llamadas locales gratuitas, toallas (que normalmente se cobran en los albergues) y limpieza en seco (www.thepod.sg).

Klapsons
Situado en el corazón del distrito central de negocios (CDB), que se puede describir como el centro de la ciudad de Singapur, Klapsons es un impresionante hotel de diseño, de gestión privada, que cuenta con tan sólo 17 habitaciones. La recepción futurista, en forma de burbuja metálica, se encuentra en medio de un amplio vestíbulo de entrada, con cómodos rincones chill-out decorados con muebles italianos de vanguardia. Las habitaciones no sólo han sido diseñadas de manera individual, sino que además, cada una de ellas tiene un estilo diferente de cuarto de baño: desde paredes de cristal translúcido a un rojo Ferrari eléctrico (klapsons.com/singapore).

Moon
En medio de los templos y los mercados de la Pequeña India y los centros comerciales de la calle Bugis, el (moon.com.sg).


hotel Moon acaba de cambiar de propietario y ha sido renovado. La primera impresión al entrar en el gran vestíbulo es que está decorado a la moda, con un mural púrpura y mobiliario de los años 70, además de tres pantallas de televisión situadas en una pared de cristal que muestran una mezcla de deporte, noticias internacionales y entretenimiento local. Las habitaciones estándar son luminosas y modernas; no son amplias pero sí cómodas y están bien de precio para una estancia corta

Wangz
La familia que gestiona este hotel fuera de lo común tuvo la idea hace cuatro años: recubrir un mundano bloque de oficinas de 20 años de antigüedad con una malla de acero surrealista, transformándolo en un hotel de última moda. Desde entonces, el barrio que lo rodea, Tiong Bahru, se ha convertido en la esquina de moda de Singapur. Las habitaciones son amplias, luminosas y con excelentes vistas, mientras que los baños tienen duchas de lluvia y productos Molton Brown, además de un minibar gratuito limitado. Los precios de las habitaciones están ligeramente por encima de la norma, pero vale la pena el gasto (wangzhotel.com).

Hotel 1929
Esta fila de cinco negocios tradicionales chinos de 1929 se transformó en un hotel boutique de 32 habitaciones en 2002, que ha sido totalmente reformado en 2012. Al entrar, a la derecha hay un salón chill-out con una antigua silla de barbero y un Chesterfield color púrpura, además de latas antiguas llenas de galletas y gominolas gratis. También hay un patio tropical al aire libre en la segunda planta. Cada habitación está decorada de forma individual, con una mezcla de alta tecnología moderna, mosaicos de colores y muebles vintage; y por unos 32 euros más, vale la pena hacerse con una de las espaciosas suites esquinadas, que tienen terraza y una bañera con pies (hotel1929.com).

Hotel Clover the Arts
El grupo Clover, de gestión local, que tiene negocios y propiedades de estilo vintage en Singapur inaugurará, a mediados de marzo de 2014, el Hotel Clover the Arts. La propiedad, bien situada entre Chinatown y el distrito de marcha nocturna Clarke Quay, cuenta con 44 habitaciones, cada una con una decoración única (19 han sido pintadas por estudiantes de arte de la zona seleccionados por medio de un concurso nacional). Los estilos varían desde el graffiti urbano al pop art, el retro kitsch o la decoración Zen japonesa. Mientras que la fachada de la transitada calle South Bridge es modesta, el vestíbulo está decorado con muebles de diseño únicos; y por la parte de atrás, el edificio está cubierto con un mural de una selva exótica, pintado por el conocido artista de Singapur, Ceno2. Hay un jardín en la azotea y, si bien las habitaciones son pequeñas, también son modernas y confortables (hotelclover.com).

The Club
Como su nombre indica, The Club es el lugar ideal para alojarse los amantes de la fiesta. El barrio de Ann Siang en Chinatown es un hervidero de bares, bistros y clubes, por lo que no cabe esperar una noche de sueño tranquilo. También antigua sede de un clan chino, el Art Deco Club es un edificio laberíntico. En la primera y la segunda planta tiene 22 habitaciones y en la azotea hay un lounge bar al aire libre con una zona de baile cubierta, en la que un DJ residente pincha los fines de semana hasta las 3:00 de la madrugada. En principio, los viernes y sábados no alquilan la habitación que está bajo la pista de baile (la número 309) , pero conviene asegurarse. Las habitaciones estándar son amplias y están decoradas en negro y blanco (theclub.com.sg).

Dorsett Singapore
Los hoteles asequibles de Singapur no siempre tienen que ser pequeñas propiedades boutique de moda, ya que hay un montón de hoteles grandes y modernos de cuatro estrellas con precios sorprendentemente razonables, como Park Regis e Innotel. El Dorsett, recién inaugurado, se encuentra justo en el medio. Con una ubicación ideal en el corazón de Chinatown, su aspecto, desde el exterior, es el de cualquier otra construcción de vidrio y acero anónima; y con 285 habitaciones, sin duda, es grande. No obstante, las habitaciones son mucho más grandes que en los hoteles boutique y no sólo hay un gimnasio, sino que los huéspedes pueden pasar la tarde nadando y tomando el sol junto a una piscina al aire libre de 30 m (dorsetthotels.com/singapore).

Fuente: http://www.theguardian.com/travel/2014/mar/05/top-10-singapore-hotels-value

Añadir Comentario