Herculano (Herculaneum): una ciudad entre las cenizas y las rocas de un volcán

El titulo es un poco engañoso porque Herculaneum (Herculano) fue destruida igual que Pompeya el 24 de agosto 79 AJC. Pero cuando visitamos los restos arqueológicos hace unos años parecía un lugar auténtico y que se habia conservado mucho de su vida original de lugar costero de veraneo.

Imagen: wikipedia

La tragedia de un volcán

La mayoría de los habitantes de esta pequeña villa huyeron cuando el volcán Vesubio, durmiendo durante casi 800 años, estalló de repente destruyendo primero Pompeya y el día siguiente su vecina Herculaneum así que la gente de tuvo tiempo para evacuar esta pequeña villa. A pesar de ello más de 200 personas buscaron refugio en la casas flotantes cerca de la playa pero los restos de la explosión (la ceniza, las rocas y los escombros) descendió hasta la costa a toda velocidad y sólo tardó unos segundos para matarles. Lo que sorprende es que las estructuras de los edificios yacían bajo tierra durante siglos antes de ser excavados en 1738. Los cuerpos de la gente que se había escondido cerca de la playa estaban intactos.

La recuperación 

Solo parte de la zona ha sido recuperada y la mayor parte de la antigua villa permanece enterrada bajo la nueva ciudad italiana moderna que se ha construida encima. Pero el trabajo para recuperarla sigue. Muchos grupos de arqueólogos y estudiantes de arqueología Británicos van todos los años para ayudar con las excavaciones y hace unos meses asistimos a una conferencia sobre sus trabajos.

El mito de Hércules

Herculaneum cogio su nombre del mito Hercules. La historia de la villa empieza antes de la época Romana. El padre de Julio Caesar vivía allí en una casona llamada la Villa del Papyri. Aparentemente fue el patrón de poetas y filósofos y hemos visto ejemplos de algunos de los pergaminos de esta época que están en la biblioteca nacional de Nápoles. Aunque están dañados algunos han sido restorados con nuevas técnicas y quizás pueden ser interpretados en el futuro.

Una visita memorable

Hay restos de varias casonas con calles anchas, algo que dar la sensación de visitar una villa con su propia cultura y vida. Fue conmovedora ver las partes de la villa antigua que ya están visibles porque pudimos imaginar como vivía la gente de esta pequeña villa de veraneo, nos encantó y fue una visita memorable.

Bryan