Actividades al aire libre en Irlanda

Irlanda es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza y los aficionados al turismo rural. Además, al contrario de lo que muchos suponen, su clima no tiene porqué condicionar las actividades al aire libre, pues no es un clima con temperaturas extremas. Estas son algunas ideas para practicar actividades al aire libre en Irlanda. Ver también Turismo rural en Irlanda , Guía básica de Dublin y Aprender inglés en Irlanda.

Alojarse en un castillo en Connemara: Ballynahinch Castle Hotel, que celebra su cumpleaños número 65, no se detiene cuando se trata de esfuerzos de conservación. Y puesto que tratan a sus huéspedes con tanto amor y respeto como a sus tierras, Ballynahinch siempre será una institución de la mejor hospitalidad irlandesa (ballynahinch-castle.com).

Kayak en el condado de Kerry:  Muchas personas que van al oeste de Irlanda recorren en coche del Ring of Kerry (anillo de Kerry), pero también se puede atravesar en kayak el Lough Leane (lago Leane) de Killarney y descender por el River Laune (río Laune), guiado por el fundador de Outdoors Ireland, Nathan Kingerlee.

Puede que no completemos todo el anillo, pero serán 24 km de Kerry que nunca olvidaremos. Dado que Outdoors Ireland forma parte de una creciente red del Patronato de Turismo denominada Stay Green (permaner ecológicos), podremos alojarnos en un ecoalbergue o granja local y subir a los Reeks con Nathan al día siguiente (outdoorsireland.com).

Pescar y cocinar en el Condado de Mayo: Podremos adentrarnos en el Atlántico, pescar montones de caballa y abadejo, comer pescado fresco estofado en la playa de la remota isla de Inishkea, pescar más peces durante el camino de vuelta y, tal vez, incluso navegar acompañados por un grupo de delfines. Condado de Mayo lo crearon el pescador local Anthony Irwin y su compañera Angela Healy. También se puede disfrutar de un día buscando mejillones para comer, con caminatas por los acantilados y un magnifico gourmet con este encantador dúo (dulra.ie).

Estancia en una yurta en el condado de Leitrim: Teapot Lane Luxury Yurt Camp (campamento de yurtas de lujo) en Leitrim tiene yurtas y tipis. Sus encantadoras yurtas tienen un montón de instalaciones comunales para cocinar en interior, en caso de que llueva. Caminar hacia las estribaciones de Benbulben (hay paseos guiados) o, en dirección contraria, hacia una de las mejores playas de Irlanda, con clases de surf organizadas. También se puede contratar un masaje en la sala de tratamientos de la casa de campo al final del día (teapotlaneluxurycamp.

com).

Recorrido en canoa en la región de Down: A raíz del éxito del recorrido en canoa del lago Erne, que comprende hasta 30 kilómetros de rutas señalizadas a través del lago, las rutas en canoa se han puesto de moda en Irlanda del Norte, que cuenta ya con cuatro rutas más y otras en camino. Strangford Lough, a pocos kilómetros de Belfast, es una de las mejores, en donde, como parte del camino, se puede parar en la pequeña isla de Salt y pasar la noche en una cabaña de pesca reconvertida (actionoutdoors.info).

La vida en comunidad en el condado de Wicklow: Brooklodge & Spa Wells ha recreado todo un pueblo en torno a su hotel. Con su propia fábrica de cerveza, panadería, cafetería, tienda llena de productos locales, un mercado de agricultores y, ahora, también una iglesia, hay un espíritu de comunidad que lo impregna todo. También alberga el único restaurante orgánico certificado de Irlanda e Inglaterra, y tienen una impresionante lista de productores locales para probar en el menú. Con un spa calentado con energía geotérmica, habitaciones de cuatro estrellas y el uso gratuito de bicicletas, es una excelente manera de descubrir las maravillas de Wicklow (brooklodge.com).

Recolección de algas marinas en West Cork: Tradicionalmente, las algas han sido un importante alimento, fertilizante y planta medicinal en Irlanda.

Contratar los servicios de Atlantic Sea Kayaking en West Cork, donde el experimentado palista y fuente de todo conocimiento sobre la vida marina, Jim Kennedy, se ha asociado con la experta en algas Sally McKenna, para llevarnos a islas y calas remotas en busca de hiervas maravillosas. Alojarse en la granja Sur Reen, cerca de la ecocasa, con una playa remota a un lado y bahías para kayaks al otro (atlanticseakayaking.com).

Ciclismo en el condado de Mayo: La Great Western Greenway, una línea de ferrocarril en desuso que ha reabierto sus puertas recientemente como pista de ciclismo y senderismo, se extiende desde Newport a Mulranny en el condado de Mayo, y acaba de ser ampliada hasta la isla de Achill y Westport, lo que permite ir en bicicleta o caminar por unos 48 km de brezales, a lo largo de ríos y por la costa. Esta ruta ha sido la ganadora en Irlanda del premio “European Destination of Excellence” (EDEN) 2011.

Literatura en Derry: Pocas personas pensarían en ir a Magherafelt, en Derry, en busca de poesía, sin embargo, la residencia Laurel Hill Guest House está llena de joyas literarias. En ella se pueden admirar 10 rollos de lino de edición limitada, cada uno con un poema de Heaney, una vitrina con la primera edición de folletos literarios, retratos de poetas y libros por todas partes. (laurel-villa.com).

Alojarse en un pueblo de pescadores en Donegal: La tradicional industria de la pesca en Donegal, ha ido decayendo, por lo que la comunidad de Creevy, a las afueras de Ballyshannon, inició su propia actividad turística restaurando algunas casas de piedra en ruinas para alquilar , construyendo un paseo costero de 16 km y ofreciendo excursiones de un día en sus viejos barcos de pesca. Todas las viviendas llevan el nombre de las personas que vivieron en ellas (creevyexperience.com).

Fuente: Guardian Travel

Añadir Comentario