10 cosas gratis que hacer en Amsterdam

¿Vas a ir a Amsterdam unos días y no quieres gastar mucho dinero?

Te proponemos hasta 10 planes para que exprimas la experiencia al 1000 x 1000 sin gastar un centimo… ¿te animas?

1. Visitar galerías
El museo Van Gogh puede ser una visita obligada en Amsterdam (aunque muy concurrida y cara), pero la escena artística contemporánea de la ciudad se encuentra en las pequeñas galerías independientes, mucho más accesibles para los viajeros con poco presupuesto. Podemos pasar una tarde en bicicleta visitando algunas de las más destacadas, como Radar, una galería de arte y arquitectura que cuenta con exposiciones de inspiración generalmente urbana; la Galerie Fons Welters, un espacio industrial enorme lleno de instalaciones y arte conceptual futurista; y KochxBos, centrada en obras de arte surrealista, coloridas y kitsch. Las tres se encuentran en la tranquila y pintoresca zona del Jordaan o en sus alrededores.

2. La Condomerie
La Condomerie es la primera tienda especializada en condones del mundo, un tesoro del arte en látex que ha ayudado a mantener seguro y enfundado, desde 1987, el famoso barrio rojo de la ciudad.

La colorida tienda situada en Warmoesstraat -una de las calles más antiguas de la ciudad- muestra una asombrosa colección de gomas, además de novedosos condones de colores pintados a mano con forma de pollos, ranas e, incluso, de Big Ben. También tiene un pequeño “museo del condón” (actualmente cerrado por reformas).


3. Droog
Los holandeses se toman muy en serio el diseño y Droog – un estudio de diseño conceptual creado en los 90- sigue siendo uno de los precursores del diseño holandés. Su tienda y sala de exposiciones de Amsterdam es un lugar de visita obligada para cualquier persona interesada en lo modernista.

4. El museo cinematográfico EYE
Aunque los eventos temporales del museo cinematográfico EYE requieren entrada, en el sótano los visitantes pueden adentrarse en el mundo del cine gracias a una exposición permanente gratuita. La sala Panorama rodea a los visitantes con unas 100 escenas y vídeos de películas proyectados sobre las paredes y por los que se puede navegar gracias a siete paneles de control.

5. Pasear por los mercados
Amsterdam tiene un montón de mercados, cada uno con su propio carácter, como el Albert Cuyp Markt en De Pijp, ideal para comprar comestibles; el mercado de agricultores de Noordermarkt, en el Jordaan, en donde podremos saciarnos sólo probando las muestras de los alimentos orgánicos que están a la venta; el mercado Waterlooplein, en donde encontraremos de todo, desde antigüedades a trajes vintage y montones de cajas de llaves viejas, fotografías y piezas de cámaras; y Bloemenmarkt, un mercado de flores flotante único lleno de tulipanes.

Para algo más contemporáneo, ir a Moderne Hippies, una reciente incorporación en la lista de mercados de la ciudad.

6. El Archivo de la Ciudad
La exposición permanente del Stadsarchief, Archivo de la ciudad de Amsterdam, es un lugar ideal para aprender sobre la historia de la ciudad a través de los “tesoros” inusuales y estrafalarios de su colección. Entre los elementos que alberga están un simpático informe policial de 1942 acerca del robo de la moto de Anne Frank, y fotografías de artistas de la talla de John Lennon y Audrey Hepburn. La colección se encuentra alojada en el interior de una majestuosa bóveda de mosaico situada en el sótano del edificio Bazel, un antiguo banco que destaca por su impresionante ladrillo geométrico diseñado por ADN van Gendt.

7. Usar el ferry para cruzar el IJ
Disfrutar de las vistas desde el agua es siempre una experiencia agradable en una ciudad como Amsterdam.

Si queremos dar un paseo en barco gratis podemos subirnos en uno de los ferries que cruzan el IJ, el litoral de Amsterdam, y explorar el Amsterdam-Noord. Podemos combinarlo con un viaje en bicicleta por el campo y los pueblos históricos de la zona, o bien dejarnos caer por el NDSM Wharf, un astillero reconvertido en un centro para emprendedores culturales y creativos. Los ferries salen cada pocos minutos desde detrás de la estación Centraal.


8. Conciertos de jazz y música clásica gratuitos
Las actuaciones de los miércoles a mediodía en el Concertegebouw son una institución desde hace tiempo. Algunas de las actuaciones son ensayos públicos, lo que significa que podríamos saborear una muestra de la Royal Concertgebouw Orchestra, mientras que otras son conjuntos de música de cámara más pequeños, formados por músicos jóvenes. Para los que buscan algo más animado, el local de jazz Bimhuis ofrece una noche gratis al mes, llamada “Monday Match”, en la que los bailarines y músicos colaboran en una actuación improvisada. Alrededor de las 22:00 un DJ toma el relevo hasta la medianoche.


9. Begijnhof
El enorme parque Vondelpark siempre será el lugar por excelencia para relajarse, disfrutar de un picnic y ver las bandadas de pájaros que viven allí, pero Begijnhof ofrece un remanso alternativo de tranquilidad en esta ciudad ya bastante tranquila de por sí. Se trata de una pequeña plaza, rodeada de edificios históricos, con un tranquilo jardín; el patio interior data de principios del siglo XIV y se puede acceder a él a través de un estrecho pasillo. Es un sitio excelente para leer un libro, descansar o admirar la arquitectura. Desde Begijnhof podremos llegar a la Civic Guards Gallery (también gratuita), una calle cubierta, gestionada por el Museo Histórico de Amsterdam, en la que se exponen 15 pinturas gigantescas del siglo XVII.

10. Jardín Botánico de la Universidad de Vrije
Más de 6.000 especies de plantas crecen en este pequeño jardín botánico propiedad de la Universidad de Vrije. Entre sus múltiples funciones, el jardín sirve como refugio para las plantas raras y en peligro interceptadas por el servicio de aduanas del aeropuerto de Schipol. En este encantador jardín se celebran también conciertos y talleres.

Fuente: http://www.theguardian.com/travel/2014/may/20/top-10-free-things-to-do-amsterdam 

Añadir Comentario