¿Por qué se me cae tanto el pelo?

Las razones pueden ser muchas.

Desde la más simple como la caída estacional o la falta de alguna vitamina, a la más compleja, como un problema de salud.

Suplementos, champús, tratamientos,…En lo referente a la caída del cabello, los consejos y tratamientos que podemos encontrar no tienen fin. Determinar la causa exacta es esencial para conocer el tratamiento adecuado

Caída del pelo

¿Qué causa la pérdida del pelo?

Las principales causas de pérdida del cabello son:

Factores genéticos.

También llamada alopecia androgenética (o pérdida de cabello de patrón masculino) es una de las causas más comunes de pérdida de cabello en las mujeres. Es causada por una combinación de genes y hormonas sexuales masculinas.

La condición generalmente se inicia en los 30 o 40 años, pero puede comenzar incluso antes. Sigue un patrón en el que el cabello retrocede en las sienes, dejando una línea del cabello en forma de M.

Se utilizan tratamientos tópicos como el minoxidil y medicamentos orales como la finasterida cuya función es detener la pérdida de cabello, e incluso a veces se consigue que el pelo crezca.

 

Caída anormal del cabello.

Es normal perder entre 50 y 100 pelos al día, pero cuando la cantidad de pelos que se pierden cada día es excesiva. El término médico para esta condición se conoce como efluvio telógeno.

Cada cabello tiene un ciclo de vida programada: una fase de crecimiento: la fase de crecimiento, la fase de transición y la fase de reposo. Aproximadamente el 85% del cabello se encuentra siempre en la fase de crecimiento (fase anágena) y solo alrededor del 14% en la fase de reposo (fase telógena).

Cuando se produce un desequilibrio en esta proporción, es decir, cuando el número de cabellos que se caen es mayor que el de los que crecen de nuevo, aparece la pérdida visible del cabello.

Algunas de las causas más comunes que pueden provocar una caída excesiva del pelo son:
  • Hierro bajo.
  • Problemas de tiroides. El hipotiroidismo, o lo que es lo mismo una glándula tiroides poco activa, puede contribuir a la pérdida del cabello. 
  • Dieta. La falta de suficiente proteína en la dieta puede afectar al crecimiento del cabello. Recuerda que las principales fuentes de proteínas son el pescado, la carne y los huevos.
  • Ciertos fármacos como algunos anticonceptivos orales, antidepresivos y algunos fármacos utilizados para el tratamiento de la hipertensión.
  • Niveles altos de estrés. 
    • Estrés físico. 
    • Estrés emocional. Lo más normal es que el estrés emocional aumente un problema de caída de cabello ya existente, no que lo provoque. Sin embargo, ciertas situaciones como un divorcio, la muerte de un ser querido o exceso de trabajo sí que podrían provocarla. 

      Qué hacer: Al igual que con la caída del cabello debido al estrés físico, este derramamiento disminuir con el tiempo. Si bien no se sabe si la reducción del estrés puede ayudar a su cabello, no hace daño tampoco. Tomar medidas para combatir el estrés y la ansiedad, como hacer más ejercicio, tratando de terapia de conversación, o conseguir más apoyo si lo necesita.

  • Embarazo. La caída de las hormonas que se produce después del parto suele ser la causa de esta caída de cabello. El cabello volverá a crecer en un par de meses. 
  • Cambios hormonales. Al igual que ocurre con el embarazo, los cambios hormonales que se producen con el uso de los anticonceptivos orales y en la menopausia también pueden provocar efluvio telógeno, o lo que es lo mismo la caída excesiva del cabello.

¿Por qué se me cae tanto el pelo?

Alopecia areata.

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune que afecta al 2% de la población mundial. La mayoría de los pacientes que desarrollan la alopecia areata pierden cabello en pequeñas áreas circulares

Algunas personas pierden todo el pelo del cuero cabelludo (alopecia total), y en situaciones más raras, las personas pueden perder el pelo de todo el cuerpo (alopecia universalis). 

Actualmente no se conoce la causa concreta de la alopecia areata, pero parece tener un fuerte componente genético, aún cuando la mayoría de las personas con esta afección no tienen una historia familiar. Parece que lo que se hereda es un aumento de la tendencia a desarrollar una enfermedad autoinmune.

Las lociones y inyecciones de esteroides, así como fármacos inmunosupresores se prescriben en estos casos.

Seguir leyendo:

 

Añadir Comentario

Subscribe!