¿Qué es un hígado graso?

Una de las causas por las que murió George Michael

Te vamos a explicar qué es un hígado graso y cómo puede provocar problemas de salud e incluso la muerte.

¿Qué es un hígado graso?

 

La función del hígado es procesar todo lo que comemos o bebemos y filtrar cualquier sustancia dañina de la sangre

El hígado es capaz de repararse a sí mismo formando nuevas células que reemplazan a las células viejas o dañada. Pero cuando se producen daños repetidos, se produce una cicatrización permanente en el hígado que es lo que se conoce como cirrosis.

 

¿Qué es un hígado graso?

Es normal tener algo de grasa en el hígado, pero cuando la cantidad de grasa es mayor del 5 al 10% del peso del hígado hablamos de hígado graso o esteatosis hepática. El funcionamiento normal del hígado se interrumpe si hay demasiada grasa acumulada.

La causa más común de hígado graso es el consumo excesivo de alcohol ( enfermedad hepática alcohólica). Cuando se consume mucho alcohol, el hígado comienza a formar depósitos anormales de grasa, que a la larga provoca la inflamación y la aparición de cicatrices en el hígado.

En general se considera que un consumo superior a 80 gramos de alcohol al día en hombres y a 50 gramos en las mujeres es nocivo para el hígado, y puede ser suficiente para que, con el paso del tiempo, aparezcan problemas hepáticos graves.

 

Pero el alcohol no es el único factor (enfermedad hepática no alcohólica). Otros factores que pueden aumentar el riesgo de hígado graso son:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Hepatitis viral
  • Enfermedad hepática autoinmune o heredada
  • Niveles altos de grasas en la sangre (triglicéridos y/o colesterol)
  • Diabetes tipo 2
  • Síndrome metabólico
  • Herencia genética
  • Pérdida rápida de peso (desnutrición)
  • Embarazo
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos como aspirina, esteroides, tamoxifeno y tetraciclina

¿Sabes qué es un hígado graso?

Si lo tienes, probablemente no lo sabes

Tener un hígado graso no produce síntomas tan visibles como los que presentan otras condiciones, como la enfermedad cardiovascular. Pero la buena noticia, es que no es difícil de diagnosticar y puede ser reversible.

Los síntomas de esta enfermedad incluyen:

  • Cansancio
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Agrandamiento del hígado
  • Color amarillento de la piel (ictericia)
  • Confusión o dificultad para concentrarse

 

¿Cómo se diagnostica el hígado graso?

  • Examen físico
  • Análisis de sangre. El aumento de las transaminasas en la sangre (SGOT y SGPT, también conocidas como ALT y AST) no confirma un diagnóstico de hígado graso. En estos casos es importante descartar otras causas de inflamación hepática, como la infección por virus de hepatitis B y hepatitis C, la hemocromatosis y la hepatitis autoinmune. Se necesitarán pruebas adicionales 
  • Estudios de imagen. Con ultrasonido, tomografías computarizadas o resonancias magnéticas se puede detectar la grasa en el hígado.
  • Biopsia hepática. Permite obtener una muestra del hígado para examinarlo. Es la única manera de saber con certeza si se tiene hígado graso y la causa exacta.

 

¿Cómo se trata el hígado graso?

No hay un medicamento o cirugía para tratar el hígado graso, solo recomendaciones para reducir las posibles causas de la acumulación de grasa en el hígado.

Muchos casos de hígado graso no se convierten en enfermedad hepática. El hígado puede repararse, si se toman las medidas necesarias para evitar los factores que lo desencadenaron y poder revertir el hígado graso.

Estas recomendaciones incluyen:

  • Limitar o evitar las bebidas alcohólicas
  • Controlar los niveles de colesterol
  • Perder peso. Reducir el número de calorías puede ayudar a perder peso
  • Controlar el nivel de azúcar en sangre
  • Aumentar la actividad física
  • Alimentación equilibrada:
    • Eliminar o reducir algunos alimentos poco saludables de la dieta como son los alimentos grasos y los ricos en azúcar de su dieta
    • Eligir alimentos más saludables como frutas frescas, verduras y granos enteros
    • Reemplazar las carnes rojas por carnes magras como pollo o por pescado

 

 

¿Cuál es el pronóstico y las consecuencias de un hígado graso?

En la mayoría de los casos, un hígado graso tiene porqué acabar con el desarrollo de una enfermedad con consecuencias graves.

Aproximadamente el 20% de los casos de hígado graso puede progresar a etapas más avanzadas de la enfermedad, como cirrosis y cáncer hepático.

Dependiendo del grado de deterioro de la función hepática, estos pacientes podrán llevar luego una vida normal o, por el contrario, precisar un trasplante hepático para evitar el fallecimiento a causa de complicaciones de la cirrosis.

 

 

¿Qué puede hacer para tener un hígado saludable?

Proteger el hígado es una de las mejores maneras de prevenir un hígado graso.

¿Cómo prevenir la enfermedad hepática grasa?

  • Limitar el consumo de alcohol. Un consumo moderado de alcohol se define como 1 copa la día para las mujeres y hasta 2 copas al día para los hombres
  • Reduce el consumo de azúcar
  • Mantener controlados los niveles de colesterol y triglicéridos
  • Aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3. Son buenas fuentes algunos pescados, la chia, las semillas de lino y las nueces
  • Ejercicio. Al menos 30 minutos de ejercicio, la mayoría de los días de la semana 
  • Evita los medicamentos innecesarios

 

Seguir leyendo: 

Ninguna Respuesta

Añadir Comentario

Subscribe!