Consumo de carne roja y riesgo de ictus

Comer carne roja aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular
Comer carne roja aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular.
Cada porción adicional de carne roja diaria se asocia con un aumento entre el 11% y el 13% del riesgo relativo de accidente cerebrovascular total e isquémico, pero no de accidente cerebrovascular hemorrágico.
Los investigadores de un artículo, publicado en la revista Stoke, sugieren que además del alto consumo de grasas saturadas asociado a la ingesta de carne roja, los altos niveles de colesterol total, colesterol LDL y de triglicéridos, podrían ser los responsables de un mayor riesgo de accidente cerebrovascular.
La carne roja contiene hierro, y las altas dosis de hierro puede producir estrés oxidativo, lo que produce un aumento de la peroxidación de los lípidos, la modificación de proteínas y daños en el ADN. El estrés oxidativo inducido por hierro durante un largo periodo de tiempo puede conducir al desarrollo de muchas enfermedades como enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, aterosclerosis, trastornos neurológicos e inflamación crónica.
Además los productos cárnicos derivados de la carne roja contiene conservantes de sodio y nitrito, que también pueden influir en el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes y otras enfermedades.
Kaluza J, Wolk A y Larsson SC. Stroke (2012). Online.

Temas relacionados con, carne roja y riesgo de ictus:

Añadir Comentario

Subscribe!