Inversiones en la Costa Blanca

Informe sobre inversiones inglesas en la Costa BlancaEl influyente diario Información de Alicante recoge hoy un interesante informe que alerta de la caída de las inversiones inglesas en la Costa Blanca y su desvio hacia zonas próximas de otros países como Portugal, Chipre o Malta.

El informe ha sido elaborado por cuarenta agentes de la propiedad, tasadores y expertos turísticos ingleses, miembros del jurado de los prestigiosos Home Overseas Awards -la principal feria inmobiliaria de Gran Bretaña- advierte de que la inversión inmobiliaria británica en España -el 80% en la Costa Blanca- caerá este año un 6% debido a la sistemática reducción de la calidad de los equipamientos -infraestructuras viarias, sanitarias y ambientales, entre otras- y los altos precios.

Costa del Sol y Costa BlancaLos resultados del trabajo se hicieron públicos la semana pasada durante la entrega en Londres de los premios 2005, que han recaído en la Costa del Sol (Ver invertir en la Costa del Sol) y han dejado sin galardón a la provincia, cuando en 2004 el municipio de Calpe había absorbido dos de las cuatro distinciones que recibió España. La Costa de Alicante sigue siendo considerada el «Miami del Mediterráneo» y mantiene privilegios como estar a dos horas de Londres en avión o su buen clima, pero el estudio avalado por Blendon Comunication alerta, incluso, de que los precios de las viviendas junto a los campos de golf se han disparado.

Llegaron a la conclusión de que la Costa Blanca mantiene las preferencias, pero la emergente industria del ocio portuguesa puede acabar desviando la inversiones.

Zonas preferidas de la Costa BlancaLos inversores ingleses dirigen mayoritariamente su capital a la compra de viviendas en Baleares y Canarias y el litoral mediterráneo peninsular, concretamente en Alicante y dentro de la provincia en poblaciones como Calpe, Alfaz del Pí, Xábia, Torrevieja, Pilar de la Horadada, Benidorm y Altea.

Muchos ingleses adquieren una vivienda para disfrutarla y alquilarla tanbién a sus compatriotas, hasta el punto de que por una de estas propiedades pueden pasar hasta 10 personas diferentes al año. Inquilinos que antes del «boom» de la construcción pernoctaban en hoteles. (Resumen del amplio artículo recogido por el Diario Información, edición Alicante del 9/3/2005)