Enfriamiento del mercado de la vivienda

Nuevos indicadores: crecimiento precios e hipotecas

Algunos medios de comunicación se han apresurado a indicar “un enfriamiento” cercano del mercado inmobiliario al conocer dos nuevos indicadores que se han difundido hoy.

El Ministerio de Vivienda ha informado que el precio medio de la vivienda libre -nueva y de segunda mano- subió el 15,7% entre el primer trimestre del 2004 y del 2005. La razón es que es que la vivienda subió “un punto y medio porcentual menos que en 2004”. Parece bastante chocante que a la bajada de poco más de un punto se le llame “enfriamiento”, cuando un ritmo del 15,7 % sobre muchos años de subidas acumuladas dibujaban un escenario claramente insostenible para muchos expertos. En nuestra opinión el mercado sigue “caliente”.

El INE por su parte ha difundido que el aumento del importe medio de las hipotecas ha sido del 9,6% en los doce meses anteriores. El importe de hipotecas constituidas sobre fincas urbanas, en enero superó los 17.333 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 21,9%.

Un enfriamiento del mercado de la vivienda difícil

Al margen de los deseos y predicciones oficiales. El enfriamiento del mercado de la vivienda es difícil por las condiciones que definen la economía española en la actualidad. Básicamente apuntaríamos tres:

  • La estabilidad y perspectivas a corto plazo de los tipos de interés y el coste de los préstamos hipotecarios a medio plazo.

  • La ausencia de activos rentables alternativos y seguros a las grandes rentabilidades obtenidas con la inversión en vivienda.
  • La debilidad del sector industrial español y su pérdida de competitividad (fuerte retroceso de las exportaciones), como base para la rentabilidad de valores bursátiles y de servicios.

Los pequeños ahorradores piensan que la inversión en la vivienda ha sido la mejor opción en los últimos cuarenta años. Los que necesitan una vivienda, no contemplan el alquiler, por ese desembolso tratan de pagar la cuota mensual de amortización de un préstamo hipotecario. Así que la Sra. Ministra, lo tiene un poco difícil. Enlaces relacionados: