Decoración de cocinas

Decorar o renovar una cocina se puede convertir en un proyecto muy costoso, no solamente por el elevado precio de electrodomésticos de calidad, sino también por los trabajos de fontanería, la necesidad de disponer de superficies para preparar alimentos y despensas para guardarlos etc etc. Por todo ello, la decoración o renovación de una cocina requiere una buena planificación y aquí ofrecemos unas ideas para antes de empezar.

Ahorrar costes al decorar la cocina
Pintar: Cambiar de color y pintar paredes, armarios, incluso los electrodomésticos puede dar un aire nuevo a una cocina. Las tiendas de bricolaje venden pinturas especiales para madera o metal y los dependientes podrán ofrecer consejos sobre el tipo de pintura.

Cambiar las luces de la cocina ya que una buena iluminación es fundamental para darle un aire de frescura y limpieza. Unas luces halógenas bien orientadas hacen rebotar la luz desde el techo. También resulta útil instalar unas luces debajo de los armarios.

Ampliar la cocina por dentro. Si pretendemos ampliar la cocina, suele ser mejor en cuanto a diseño y coste reconfigurar el espacio existente que construir uno nuevo.

Quitar paredes interiores suele ser más barato que construir paredes exteriores, ya que una nueva extensión conlleva comprar materiales para el exterior, ampliar la base de la casa, y complica los trabajos de fontanería e instalaciones eléctricas. Por lo tanto suele ser más fácil y económico ganar espacio desde el interior, de una galería, una gran dispensa, un pasillo o un comedor. Para mejorar la sensación de amplitud en la cocina, es preferible diseñar una zona relativamente compacta para cocinar, y destinar el espacio restante a zona comedor.

Islas de cocina: Una isla en el medio de una cocina puede mejorar su aspecto y rendimiento. En cuanto a diseño son elementos flexibles, ya que no es necesario que combinen con los muebles de alrededor. No hace falta que sea de acero inoxidable o marmol. Existen muchos modelos, algunos de ellos muy económicos.

Despensas: Añadir una despensa reduce el coste en armarios. Las despensas ofrecen un espacio de almacenamiento versátil y, a menudo, requieren tan solo gran cantidad de baratas estanterías.

Los armarios de la cocina: Es preferible pagar más dinero por unos buenos armarios y cajones, eligiendo una línea de muebles sencillos y prácticos de buena calidad y luego compensar con accesorios más llamativos como unos bonitos azulejos de cocina. Otra posibilidad es encargar unos armarios hechos a medida por una tienda o carpintero.

Renovar los muebles de la cocina: Los armarios constituyen una parte muy importante del coste de una cocina, pero no tiene por qué ser necesario comprar nuevos. Una encimera o azulejos nuevos pueden dar vida a los muebles viejos. Ver Encimeras de cocina, Cambiar la encimera de una cocina y Colocar baldas en una cocina. Si optamos por pintar los armarios en vez de cambiarlos, debemos completar la reforma con unos nuevos tiradores para los cajones y pomos para los armarios.

Electrodomésticos en la cocina: Eligir los de mejor calidad, porque durarán más tiempo y tendrán menos averías. Busca los que utilizan menos energía y los menos ruidosos. Elegir teniendo en cuenta sus planes de futuro. Por ejemplo, si pensamos ampliar la familia en un futuro próximo, necesitaremos una nevera más grande. En el caso de la cocina, comprobar la potencia, el numero de platos y la posibilidad de cocción rápida.

El suelo de la cocina. El suelo debe ser fácilmente limpiable sobre todo, y elegido de acuerdo con el estilo de la cocina. No hace falta un suelo caro. Se puede poner un suelo laminado en la cocina u optar por un vinilo estampado. Ambas opciones son correctas y relativamente fáciles de colocar.

Ver también: Feng Shui en la cocina y Ordenadores para cocinas