Consejos para decorar dormitorios infantiles

En los últimos años, un sector de la industria del diseño de interiores ha experimentado un boom importante: el de los productos para la decoración de las habitaciones de niños y bebés. Lo que hay que saber elegir entre todo lo que hay.


Utilizar plantillas para decorar la habitación de un niño es un modo de garantizar que el niño se implique, ya sea ayudando a diseñar la plantilla o, dependiendo de la edad, haciéndola él mismo.

En primer lugar, probablemente la pared necesite una capa de pintura, del color de fondo elegido. Por ejemplo, si se va a utilizar un dibujo de un borde de flores, podría quedar bien un fondo azul claro. Otra opción es pintar los 2/3 superiores de la pared de azul claro y el resto de verde claro para dar la impresión de cielo y hierba.

La plantilla la puedes hacer tu mismo, recortando las formas que quieras en papel duro o cartulina. Una vez que tienes la forma, utiliza cinta de pintor (la que no levanta la pintura cuando la despegas) para sujetar plantilla a la pared. Asegúrate de que el papel tiene el peso adecuado para que permanezca pegado a la pared mientras pintas.

Si eliges una plantilla que lleve más de un color, pinta cada color por separado.

Por ejemplo, en le caso de las flores, pinta primero el tallo y las hojas de verde y, luego, cuando eso seque, pinta de rosa los pétalos de la flor. Del mismo modo, si algunos pétalos llevan otro color, se deberán pintar por separado.

Para obtener un acabado más profesional, puedes comprar kits de plantillas. En un principio, puede parecer que así se pierde la creatividad del proceso, pero el trabajo consiste en colocar las plantillas en la pared, elegir los colores y darle un toque personal al acabado.

Para crear un aspecto unificado en la habitación se puede elegir un motivo, como flores, animales o coches de carreras y dibujar un borde alrededor de la parte superior de la habitación, donde iría la moldura (o, en caso de tener moldura, justo bajo ella).

Luego, busca una vieja cama de madera, un tocador y una silla y píntalos con una pintura brillante, todos del mismo color. Y utiliza la misma plantilla u otra con el mismo motivo pero más pequeña para decorar los muebles.

También puedes añadir a la pared algunas partes sueltas de la plantilla, como un oso o una sola flor, como si se hubiese escapado.

Si los niños son mayores pueden ayudar a pintar los dibujos; si no, independientemente de su edad, podrán participar en la elección del motivo, lo que hará que se sientan más implicados con la decoración y, a la larga, puede que los anime a mantener su habitación más ordenada.

Fuente: Sheffield Design School

Relacionado: Ordenar dormitorios de niños # Decorar la habitación de un bebé # Creatividad de los niños y Feng Shui