Retención de líquidos en el embarazo, remedios

Algunos remedios caseros para la retención de fluidos en el embarazo 

Los cambios en los niveles hormonales originan una tendencia a retener fluidos durante el embarazo en los espacios situados entre las células de los tejidos blandos.

Remedios caseros para la retención de líquidos en el embarazo

Las mujeres sanas suelen tener algo de hinchazón o edema. Un edema dependiente es cuando los pies y los tobillos se hinchan debido a una mayor presión en los vasos sanguíneos de las piernas o por estar sentado o de pie durante largos períodos de tiempo.

Los remedios caseros pueden ayudar a reducir la retención de líquidos en el embarazo. No obstante, el edema debería ser evaluado por un profesional de la salud.

Remedios caseros para la retención de líquidos durante el embarazo.

Tomar agua.

El agua es el mejor diurético (y el más seguro) y debería reemplazar a la cafeína, los refrescos o las bebidas azucaradas. Beber más agua indica al cuerpo que debe eliminar el exceso de fluido en los tejidos. Añadir el jugo de un limón fresco al agua por la mañana. 

Evitar alimentos procesados

Restringir la sal no es una buena idea durante el embarazo, especialmente si la mujer embarazada está sudando mas que lo normal. Sin embargo, evitar los alimentos y aperitivos altamente procesados es una forma natural de reducir el ingesto de sal no necesiaria y además es aconsejable desde el punto de vista de la salud

Baños de agua tibia

Tomar un baño de agua tibia puede desplazar los fluidos desde los tejidos a la sangre, donde pueden ser eliminados. La bañera debería ser lo suficientemente profunda para sumergir todo el cuerpo. La presión del agua hace que el cuerpo libere fluidos. El proceso tarda de 20 a 30 minutos.

Actividad física

El ejercicio físico duro no es aconsejable durante el embarazo. Pero caminar 1.5 km al día ayuda a mantener la retención bajo control. Utilizar ropa suelta y cómoda y zapatos que ajusten bien. 

Limitar los viajes

Todos los viajes largos potencián la retención de líquidos y especialmente durante el embarazo. Al conducir largas distancias, parar con frecuencia y caminar un poco. Si tiene que viajar en avión (nada aconsejable en las últimas semanas), pasear cada media hora por el pasillo del avión y al llegar a su destino procura reposar elevando las piernas por encima del nivel del corazón

Dormir sobre el lado izquierdo

Dormir sobre el lado izquierdo cuanto sea posible, con una almohada separando ambas rodillas y tobillos. Las medias de compresión pueden reducir el edema dependiente cuando se ponen a primera hora de la mañana aunque es aconsejable consultar con la matrona sobre el tipo, el tamaño y la coveniencia de llevarlos o no


Tomar alimentos diuréticos

Aunque es importante no pasarse, corregir la deficiencia o desequilibrio de minerales puede aliviar la retención de fluidos.

El jugo de remolacha en crudo puede equilibrar la relación sodio / potasio y aumentar el calcio disponible.

Otros alimentos diuréticos ricos en minerales incluyen el pepino fresco (el amarillento, muy maduro, funciona mejor), el apio, el perejil (un antiséptico natural para el tracto urinario), la sandía con semillas y las verduras de hoja verde como la espinaca, la lechuga romana y la col rizada. 

Hierbas para la retención de líquidos

Remedios herbales para la retención de líquidos en el embarazo incluyen las hojas de diente de león, de ortiga y de frambuesa roja.

Consultar con su matrona o homeópata sobre las cantidades a tomar. 

La barba de maíz también puede ayudar al cuerpo a expulsar el exceso de fluidos.

Remedios que NO son recomendables para la retención de líquidos en el embarazo

Otros remedios contra la retención de líquidos bastante conocidos no son recomendables durante el embarazo son la bayas de enebro, buchu, cola de caballo o equiseto de invierno.

Ver: plantas que se deben evitar durante el embarazo

 

¿Dudas, consejos o ideas sobre cómo combatir la retención de líquidos embarazo? Nos lo puedes contar,  déjanos un comentario :)

 

Lecturas relacionadas: