Remedios naturales para la varicela

Los 7 mejores remedios caseros para tratar la varicela

La varicela es una enfermedad contagiosa causada por el virus zóster, que normalmente afecta a las personas durante su infancia, y que solo se contrae (normalmente) una vez en la vida.

La varicela puede cubrir un gran porcentaje de la piel (aunque no suele afectar a las extremidades) y puede durar desde unos pocos días a unas pocas semanas.

Los distintos tratamientos que veremos a continuación nos ayudarán a reducir dramáticamente el tiempo de curación y recuperación.

Debido a su carácter contagioso, lo primero que deberíamos hacer cuando un familiar contrae la varicela, es ponerle en cuarentena para evitar que el virus se propague. Después de todo es una enfermedad que se suele contraer a una edad temprana y no es raro que un grupo grande de niños contraiga el virus ya que este se propaga muy rapidamente.

A continuación recogemos algunos de los remedios caseros más populares y eficaces para tratar la varicela:

1.- Bicarbonato sódico

El bicarbonato de sodio es uno de los remedios caseros más populares para la varicela.

Mezclando bicarbonato con agua podemos crear una pasta. Esta pasta la aplicaremos sobre la piel y la dejaremos secar antes de enjuagar con agua.

Los componentes activos del bicarbonato reducen la picazón y el dolor en la zona afectada, ayudando a acelerar el proceso de curación y cicatrización de las marcas.

2.- Cilantro

El cilantro es una hierba rica en compuestos orgánicos beneficiosos que ayudan a acelerar el proceso de curación de la varicela. Un remedio muy popular conocido en muchos países para tratar la varicela es la sopa de zanahoria y cilantro.

3.- Miel 

La miel es rica en compuestos naturales que reducen la inflamación y la irritación de la piel. Además, es un antibacteriano natural. La miel la aplicaremos directamente sobre las marcas de la varicela, dejaremos reposar unos minutos y enjuagaremos.

4.- Baño de avena

La harina de avena en una bañera con agua caliente es ideal para reducir la irritación  y acelerar el proceso de curación de la varicela.

5.- Aceite esencial de sándalo

El aceite esencial de sándalo, es antiviral y antibacteriano lo que lo convierte en un remedio ideal para la varicela. Podemos combinarlo con el agua caliente de una bañera o aplicarlo tópicamente mezclado con otras cremas o remedios.

El aceite de sándalo mejorará la salud de nuestra piel, reducirá la inflamación y nos la protegerá contra infecciones secundarias provocadas por la varicela.

6.- Jazmín

Las flores y hojas de la planta del jazmín se utilizan comunmente como remedio natural contra la varicela (ya sea en forma de baño o te). Solo tenemos que echar las hojas en una tetera (para preparar una solución que podemos aplicar durante el día) o una bañera (para tomar un baño).

Los compuestos naturales del jazmín son antiinflamatorios y alivian considerablemente la picazón e irritación provocada por la varicela.

7.- Vitamina D

El sol puede que sea uno de los mejores remedios para tratar la varicela. La vitamina D es uno de los nutrientes más esenciales para nuestra piel, de modo que cuando la piel empiece a picar hay que salir a la calle y tomar un poco el sol.

Seguir leyendo: