¡Pon una mascota en la vida de tu hijo! Ganará en salud

Los niños que tienen mascotas son más saludables y están más equilibrados emocionalmente.

La mayoría de los niños consideran a sus mascotas como un compañero de juegos y un amigo al que acudir cuando se sienten tristes. 

Los perros y otros animales pueden ayudar a los niños a hacer frente a enfermedades como la depresión, trastornos emocionales, e incluso mejorar el sistema inmune.

Las mascotas son una buena medicina preventiva para niños sanos para ayudar a evitar el desarrollo de alergias, aumento de peso, o los problemas sociales. Las mascotas también pueden enseñar a los niños empatía y compasión.

 

Por qué las mascotas son beneficiosas para la salud de los niños

 

Son muchas las investigaciones que han demostrado que los animales son buenos para los niños. Ahora te vamos a explicar el porqué.

 

4 Beneficios de tener animales domésticos para la salud de los niños.

Las mascotas evitan que los niños enfermen.

Un estudio muestra que los niños que tenían un perro en su primer año de vida eran 13% menos propensos a desarrollar asma, que los niños que vivían en hogares sin perros.

Este estudio, que usó datos de un registro sueco de más de 1 millón de niños, también encontró que los niños que se crían en granjas con animales tenían una reducción del 50% en el riesgo de asma en la edad escolar.

Otro estudio con 397 bebés finlandeses encontró que, durante su primer año de vida, aquellos niños cuyos padres tenían perros o gatos tenían menos resfriados e infecciones del oído, y necesitaban menos tratamientos con antibióticos que los que vivían en casas sin mascotas. 

 

Las mascotas mejoran el estado de ánimo.

Hay alguna evidencia de que tener una mascota puede hacer que los niños se sienten más populares y ser más empático.
También hay estudios que muestran que los animales domésticos aumentaron la cantidad de tiempo que las familias pasan juntos, así como la cantidad de “diversión”.
¡Pon una mascota en la vida de tu hijo! Ganará en salud
 

Mascotas enseñan responsabilidad.

Crecer al cuidado de animales enseña mucho a los niños acerca de pensar en las necesidades de los demás.

El papel de los niños en el cuidado de los animales siempre ha de corresponder con lo que es apropiado para las edades de los niños. 

 

Mascotas enseñan amor incondicional.

Este es el mayor beneficio de tener mascotas.

Las mascotas están siempre cerca de los niños. Crecer puede ser difícil, y muchas veces los niños sólo necesitan hablar y ser escuchados. Para las mascotas, los niños son siempre perfecto tal como son.  
¡Pon una mascota en la vida de tu hijo! Ganará en salud

 

Seguir leyendo: