Las síntomas de la gripe porcina

La gripe A tiene síntomas muy parecidos a los de la gripe común, pero con mayor gravedad.

Es causada por el virus H1N1 , y también se la conoce como gripe porcina o gripe pandémica H1N1.

Al ser un nuevo subtipo del virus de la gripe no estamos inmunizados, por lo que son muchas las personas que pueden estar en riesgo de contraerla.

 

Los síntomas de la gripe porcina

 

¿Cuáles son las síntomas de la gripe A?

Los síntomas de las gripes estacional y la gripe A son muy similares, y sólo se puede determinar si es uno u otro virus mediante pruebas de laboratorio.

Reconocer los síntomas de la gripe A es fácil, porque se comporta igual que una gripe cualquiera. Puedes haberla contraído si de forma repentina aparece:

  • Fiebre superior a 38ºC.
  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares.
  • Tos.
  • Dolor de garganta.

  • Dificultad para respirar.
  • Náuseas y vómitos.

La enfermedad es leve en la mayoría de los casos. Lo más frecuente es que la gripe evolucione favorablemente en 2-4 días aunque se pueda continuar con tos una semana y sentir cansancio durante las semanas siguientes al inicio de la enfermedad.

 

¿Quién tiene más riesgo de contagiarse?

Algunos grupos de personas tienen mayor riesgo de que la enfermedad desemboque en un caso grave en caso de padecer la gripe porcina y necesitan empezar a tomar antivirales tan pronto como se confirma el diagnóstico de la enfermedad.

Los científicos todavía están aprendiendo cosas sobre el perfil de riesgo de este virus, pero ya se sabe que los siguientes grupos son especialmente propensos:

  • Personas con enfermedades previas como enfermedad pulmonar crónica, enfermedades coronarias crónicas, enfermedades renales crónicas, enfermedades hepáticas crónicas, enfermedades neurológicas crónicas (los trastornos neurológicos incluyen la enfermedad de la neurona motora, la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson), inmunosupresión (ya sea causada por enfermedad o tratamiento), diabetes mellitus (DM).

  • Mujeres embarazadas
  • Personas de más de 65 años.
  • Niños de menos de 5 años.

Es vital que las personas de estos grupos de alto riesgo que enfermen de gripe porcina reciban los antivirales cuanto antes.

¿Qué complicaciones puede tener la gripe porcina?

Para la mayoría de las personas, la enfermedad parece suave y remite por sí sola.

En una minoría de personas, el virus ha originado una enfermedad grave. En muchos de estos casos, aunque no en todos, se han identificado factores de riesgo subyacentes que probablemente hayan contribuido a la gravedad de la enfermedad.

En todo el mundo, apenas han fallecido un 0,4% de los casos confirmados, un porcentaje que coincide con el observado normalmente para la gripe estacional.

En los casos en los que surgen complicaciones, éstas suelen deberse a que el virus afecta a los pulmones, pudiéndose desarrollar infecciones como una neumonía.

Fuente: Gobierno Británico National Health

Lecturas relacionadas: