Por qué no deberías dejar de comer hidratos de carbono

Qué puede sucederle a tu cuerpo si dejas de tomar carbohidratos

A menos que exista un motivo médico, no es aconsejable renunciar a un grupo de alimentos por completo. 

Lo mejor, siempre es elegir una dieta equilibrada. Pero algunas personas no tienen reparo eliminar algún nutriente de su dieta, especialmente cuando se trata de carbohidratos.

Los carbohidratos parecen haber adquirido una mala reputación porque se asocian a la ganancia de peso, pero en realidad son vitales para darle a nuestro cuerpo la energía que necesita. 

Si que es verdad que todos los carbohidratos no son iguales, y que a la hora de elegir, son mejores los carbohidratos complejos (integrales) que los carbohidratos refinados (como por ejemplo los que encontramos en las harinas blancas).

Te contamos por qué no deberías eliminar este macronutriente de tu dieta, y cuáles son las consecuencias de hacerlo.

Por qué no debes eliminar los carbohidratos

¿Qué pasa si decides eliminar los carbohidratos de tu dieta?

1. Podrías perder peso

Si, pero lo que se pierde principalmente es agua.

Los carbohidratos hacen que el cuerpo almacene agua, y cuando se eliminan de la dieta, el cuerpo eliminará el exceso de líquidos, y es esto lo que provocará la pérdida de peso.

2. Pero también podrías engordar

Perder peso perdiendo agua puede parecerte una solución a corto plazo, pero ten en cuenta que este peso lo recuperarás fácilmente.

Es bastante frecuente que cuando se eliminan los carbohidratos de la dieta, se reemplacen por alimentos ricos en grasas. Y aunque no hay nada malo en tomar alimentos altos en grasa, e incluso son esenciales para una dieta equilibrada, las grasas tienen más calorías que los carbohidratos, por lo que si no se consumen con moderación acabarán produciendo un efecto que no deseamos.

3. Puede provocar estreñimiento

Una dieta baja en carbohidratos suele estar relacionado con un aumento de la cantidad de proteínas y grasas, y una reducción del consumo de fibra. Esto podría provocar estreñimiento.

4. Puedes sentirte más cansado de lo normal

Cuando se eliminan los carbohidratos de la dieta, el cerebro necesitará un tiempo para adaptarse, lo que hará que te sientas más cansado de lo habitual.

5. Es posible que tengas mal aliento

Es un efecto bastante común.

A medida que se eliminan los carbohidratos de la dieta y nuestro cuerpo entra en un estado llamado cetosis. Esto es porque para obtener la energía que necesitamos, nuestro cuerpo comienza a quemar grasa en vez de carbohidratos.

6. Tendrás más necesidad de tomar alimentos azucarados azúcar

Los carbohidratos, principalmente los refinados, tienen un alto contenido de azúcares añadidos.

El azúcar es altamente adictivo, por lo que si los eliminas completamente de la dieta tu necesidad de tomar azúcar puede ser muy alta.

7. Puedes sufrir síntomas parecidos a la gripe

Es bastante común que comiences a sentir dolores de cabeza, náuseas y cansancio, y es una consecuencia de la deshidratación.

8. Puede sufrir algo de pérdida de cabello

Uno de los efectos secundarios de eliminar los hidratos de carbono de la dieta es la pérdida temporal de cabello.

La caída suele comenzar normalmente unos 3 meses después de comenzar a quitar los carbohidratos de la dieta. Aunque no hay que preocuparse, porque suele ser algo temporal y que a veces es apenas perceptible.

 

Lecturas relacionadas: