¿Cuál es el mejor termómetro para bebés?

¿Qué termómetro debo utilizar cuando mi bebé tiene fiebre? ¿Cuál es el termómetro más rápido? ¿Y el más preciso? 

La fiebre es una de las principales preocupaciones para los padres, especialmente con el cambio de tiempo. En la actualidad existe una gran variedad de termómetros disponibles en el mercado y a veces es muy difícil encontrar el termómetro más adecuado. 

 

Como elegir el mejor termómetro infantil

 

Tipos de termómetros. 

En el mercado existe una amplia variedad de termómetros. 

Termómetro de mercurio. 

Este tipo de termómetro se pueden utilizar para medir la temperatura rectal, oral o en la axila. 

Actualmente no se recomiendan los termómetros de mercurio, ya que en caso de rotura el mercurio podría evaporarse e incluso ser inhalado por el niño. Debido a su potencial peligro, los termómetros de mercurio están siendo sustituidos por termómetros de galinstan (también conocido como de galio). El galinstan es una mezcla entre galio, indio y estaño, y en caso de rotura podemos limpiarlo con un trapo y tirarlo directamente a la basura, sin que exista riesgo ni para la salud ni para el medio ambiente.

Termómetros de mercurio

Termómetro de tira plástica.

Se trata de unas tiras que se colocan en la frente del niño, y cuando hay fiebre la tira cambia de color indicando la temperatura. Este tipo de termómetro es el menos preciso, pero permite saber de forma rápida y cómoda si el niño tiene fiebre o no.

 Termómetros digitales.

Este tipo de termómetro electrónico utiliza sensores de calor para registrar la temperatura corporal. Actualmente, casi todos los modelos digitales tienen características similares en lo referente a precisión, por lo que la elección del termómetro estará condicionada por el precio y por la comodidad para el bebé. 

Entre los modelos que podemos encontrar en el mercado destacamos:

Axilar. Es una forma fácil y segura para tomar la temperatura corporal de un niño, el único inconveniente es que no es tan preciso como otros métodos (se puede obtener hasta 2 grados menos que con la temperatura rectal) y que requiere que el niño esté quieto mientras se realiza la lectura, que puede tardar algunos minutos. También puede tomarse la temperatura en la zona de la ingle.

Oral. El mismo termómetro que sirve para tomar la temperatura axilar también puede ser utilizado para tomar la temperatura oral. Hasta que el niño no tenga 4-5 años no será capaz de mantener el termómetro en la boca de forma que garantice una lectura correcta de la temperatura, por lo que es recomendable que en niños menores de 3 años, la temperatura se tome en la axila o en el recto.

Rectal. La forma más fiable para tomar la temperatura del bebé es el uso de termómetros rectales, especialmente en el caso de recién nacidos y niños de hasta 2 o 3 años de edad.

De frente. Este tipo de termómetros utiliza un escáner de infrarrojos para medir la temperatura de la arteria temporal en la frente. Es muy cómodo de usar ya que solamente hay que colocar el termómetro en la frente, por lo que se puede aplicar cuando el bebé está durmiendo o tiene una infección de oído. Ofrece lecturas muy exactas en pocos segundos.

 

Con el avance de las nuevas tecnologías, ha aparecido recientemente un dispositivo aplicable a los smartphone que permite con la técnica de infrarrojos medir la temperatura corporal. Según el fabricante, además de medir la temperatura sin tener que tocar al niño, la lectura de la temperatura que realiza es precisa. En comparación con los otros termómetros de características similares, su precio es bastante elevado (oscila entre los 80€). 

 

De oído o timpánico. Estos termómetros utilizan infrarrojos para medir la temperatura en el interior del canal auditivo. Son seguros y rápidos, pero son un poco más difíciles de usar, además la existencia de mucho cerumen o el tipo de canal auditivo puede interferir en la precisión del term ómetro de oído.

 

Tipo chupete (o chupón). Si el niño utiliza chupete, este tipo de termómetro quizás sea el más cómodo. El niño chupa el chupete hasta que se registra su temperatura corporal.

De no contacto.

Este tipo de termómetro funciona por ultrasonido, y con él se puede tomar la temperatura del niño sin tocarlo. Puede incluso utilizarse para medir la temperatura de los biberones o del agua de la bañera.

 

 Algunas recomendaciones sobre el uso de termómetros:

  • Independientemente del tipo de termómetro que utilice, es importante leer cuidadosamente las instrucciones del fabricante.
  • Antes y después de cada uso, debe limpiar la punta del termómetro con alcohol o agua tibia y jabón.
  • No debes tomar la temperatura a un niño inmediatamente después de haberlo bañado o después de que haya estado envuelto en una manta, ya que esto podría afectar a la lectura de su temperatura. Espera unos 10-15 minutos para poder una lectura más precisa.

¿Cuál es el mejor termómetro para bebés?

 

¿Cuál es el que usas con tu bebé? Esperamos tus comentarios.

Seguir leyendo:

8 Respuestas

  1. Dosis Apiretal 3 años ago
  2. Unknown 3 años ago
    • raquel 3 años ago
  3. yeny 2 años ago
    • Raquel Pomares Raquel Pomares 2 años ago
  4. Bárbara 12 meses ago
    • Raquel Pomares raquelpomares 12 meses ago

Añadir Comentario