Cómo organizar la lista de la compra

Pasos para elaborar una lista de la compra saludable y organizada

Cómo organizar la lista de la comprar. Consejos

1. Tener una lista en la nevera que se vaya actualizando.

Tener una lista pegada en la puerta de la nevera y un bolígrafo en la cocina en todo momento. Otra opción es tener una pizarra pequeña. Cuando nos quedamos sin algo en la cocina, lo vamos anotando en la lista. Esto evitará que empecemos una receta para luego darnos cuenta de que nos falta un ingrediente clave. Hacer que se convierta en un hábito para todos los que vivan en casa; incluso los niños pueden ayudar.

2. Planificar las comidas.

Todos planeamos las comidas de forma diferente, dependiendo del número de personas a las que demos de comer y con qué frecuencia vamos a la tienda o al mercado. Sin embargo, este paso debe preceder siempre a la compra. Reservar un poco de tiempo al menos una vez a la semana para planificar las comidas de los próximos días. A continuación se indican hay algunas cosas básicas que hay que tener en cuenta al planificar las comidas:

  • Nuestro horario.

    Consultar nuestro calendario para la semana o con unos días de antelación. ¿Nos espera una semana ajetreada? En ese caso, debemos sentarnos con nuestro calendario y elaborar un plan de comidas en función del tiempo que tengamos disponible. Escoger varias recetas rápidas, algunos platos con los que aprovechar las sobras y comidas que requieran más tiempo de forma que la cocina se ajuste siempre a nuestro horario.

  • Compañía. ¿Vamos a tener visita pronto? Es posible que necesitemos comprar algunos artículos especiales en la tienda o planificar una cena de mayor envergadura.
  • Cupones, descuentos y ofertas. Algunas personas prefieren ver los cupones y los folletos de ofertas durante la fase de planificación de las comidas para organizar platos que utilicen los ingredientes más baratos. Otros prefieren planificar sus comidas y después buscar los cupones u ofertas de los ingredientes que necesitan para elaborar dichas comidas. Podemos elegir el método que prefiramos.
  • La temporada. Lo que cocinamos y comemos debería variar de acuerdo a lo que está en temporada y a nuestros gustos, pero hay que tener en cuenta que las frutas y verduras que están en temporada van a ser más baratas y más fáciles de encontrar.

3. Reunir las recetas.

Una vez planificadas las comidas en función del tiempo disponible, nuestros gustos, la temporada y los cupones, es el momento de reunir las recetas.

4. Elaborar la lista de la compra.

A continuación, sentarnos con la lista de alimentos básicos que hemos ido agotando durante la semana y apuntando a diario (la del Paso 1), nuestro plan semanal de comidas y las recetas para crear una lista organizada que nos ayude a recorrer la tienda. Agrupar los elementos de la lista en función de los departamentos del supermercado: panadería, carnes/aves de corral, alimentos congelados, productos lácteos, bebidas, artículos para el hogar, etc. Configurar la lista basándonos en nuestras preferencias y la distribución del supermercado al que solemos ir. Recordar adjuntar sus cupones a la lista antes de salir para la tienda.

Y un último consejo. Al llegar al supermercado hay que ceñirse a la lista y evitar distraerse con las diversas promociones del día por muy tentadoras que puedan aparecer.