4 posturas de yoga para conseguir una postura perfecta

Estas 4 posturas de yoga son ideales para personas que pasan largas horas sentadas

Trabajar en frente de un ordenador durante largas horas suele encorvar nuestra espalda hacia adelante y empeorar nuestra postura.

Esto puede provocar tensiones realmente molestas en nuestro cuello y espalda resultando en un desgaste constante, tanto físico, como energético.

Afortunadamente para nosotros, el acto de tomarnos un momento en la oficina para estirar y alinear la columna puede ayudarnos a corregir esa mala postura, así como mejorar nuestro conocimiento y sensibilidad del interior del cuerpo.

Utiliza estas posturas cuando sientas que tu postura empieza a encorvarse, para así poder trabajar (y vivir) con menos tensión muscular y mayor libertad.

1.- Estiramiento de columna vertebral y hombros

Extiende los brazos hacia adelante y entrelaza los dedos de las manos en frente del pecho. Expira a medida que volteas las palmas hacia arriba y estiras los brazos por encima de la cabeza.

Mantén la postura durante 5 respiraciones, libera los dedos y vuelve a una postura cómoda y relajada.

mindbodygreen

2.- Oración con giro sobre una silla

Siéntate recto sobre el extremo de una silla con los pies separados a la altura de la cintura. A medida que expiras, gira el cuerpo hacia la derecha hasta apoyar el codo izquierdo sobre tu rodilla derecha, y junta ambas manos a la altura del pecho.
 
Mantén la postura durante 5 respiraciones. Después inhala a medida que regresas a la postura inicial y repite el proceso hacia el otro lado.

mindbodygreen


3.- Estiramiento de columna estilo portero

Siéntate recto sobre el extremo de una silla con los pies separados a la altura de la cintura.

Abre los brazos hacia los lados con los codos flexionados a 90º y los dedos apuntando al cielo. A medida que inhales, expande y alza la caja torácica, y a medida que exhales lleva los brazos hacia atrás. Completar 5 respiraciones y soltar.

mindbodygreen


4.- Postura de tabla hacia arriba con silla

Siéntate recto sobre el extremo de una silla con los pies separados a la altura de la cintura.
 
Lleva los brazos hacia atrás y agarra la parte de atrás del asiento con las manos. Con los codos flexionados y la cabeza siempre arriba, expande el pecho hacia arriba y hacia atrás a medida que inspiras. Mantén la postura durante 5 respiraciones y soltar.