4 mitos sobre la colonoscopia

4 mitos sobre la colonoscopia

El cáncer de colon es uno de los cánceres más prevenibles, y la colonoscopia es una prueba rápida y ligeramente incómoda que puede salvar muchas vidas. 

Muchas personas no quieren realizarse la prueba por miedo o por desconocimiento. Aquí te explicamos algunas de las causas por las que mucha gente evita hacerse una colonoscopia.

  • “Yo no tengo riesgo de tener un cáncer de colon”. Todo el mundo tiene riesgo. Los adultos mayores de 50 años deben hacerse una colonoscopia porque la gran mayoría de los pólipos colorrectales se producen después de los 50 años. La extracción de los pólipos previene el cáncer colorrectal. 
  • “No tengo ningún síntoma, por lo que no necesito una colonoscopia”.  En casi todos los casos, el cáncer de colon comienza como un crecimiento precanceroso en el colon, lo que por lo general no causa síntomas. Una colonoscopia detecta pólipos que los médicos puedan eliminar antes de que se conviertan en cáncer. 
  • “Una colonoscopia es muy dolorosa”. Con una ligera sedación, la mayoría de los pacientes ni siquiera recordarán el examen. 
  • “Me pueden perforar el intestino”.

    Cuando son realizadas por profesionales especialmente capacitados, las colonoscopias son pruebas muy seguras. El riesgo de perforación es de menos de 1 de cada 1.000 casos, y el riesgo de hemorragia es menor del 1%.


Temas relacionados con: 4 mitos sobre la colonoscopia.

Añadir Comentario