‘Tienes muy buen aspecto’

Por supuesto, fue el título lo que me atrajo. Lewis Wolpert (de 81 años, igual que yo) subtitula su libro como: “La sorprendente naturaleza de envejecer” (The Surprising Nature of Getting Old). Así que pedí el libro en la biblioteca y lo estoy leyendo. El autor es un biólogo del desarrollo y se ha marcado el objetivo de explicar el envejecimiento, con la ayuda de su propio estudio y los estudios y estadísticas de otros especialistas. Su tema fundamental es similar al de nuestro blog: la identificación y demistificación de un proceso que puede ser una carga para nosotros, pero que también puede generar el temor de que lo que nos está pasando es peculiar en nosotros. A continuación, se indican algunos hechos.

Sólo 1 de cada 10 personas con edades comprendidas entre los 75 y los 79 años siguen estando libres de enfermedades relacionadas con el corazón, los ojos y los huesos… En el siglo XX, 30 años se han añadido a nuestras vidas, un incremento mayor que en los últimos 5.000 años… Hay 10 millones de personas mayores de 65 años y 3 millones con más 85 años en el Reino Unido… En un estudio austriaco y alemán, en el que se preguntó a 21.000 personas si eran felices, la mayoría de las que dijeron serlo tenían más de 74 años… “el envejecimiento no es un enfermedad, sino un proceso multifactorial que conduce a la pérdida progresiva de las funciones…”. Más del 50% de la población del Reino Unido con más de 65 años muestra indicios de osteoartritis… Alrededor del 50% de los mayores de 60 años sufren una caída al año… Las personas mayores tienen una forma de andar peculiar, evidente en casi un tercio de los mayores de 65… La cicatrización de la piel a veces puede fallar por completo… Alrededor de un cuarto de los hombres empiezan a quedarse calvos a los 60 y las canas, por lo general, aparecen entre los 30 y los 40 años.

Un psicólogo de Yale ha descubierto que aquellos que veían el envejecimiento como una experiencia positiva vivían un promedio de 7 años más que los que no, lo cual está muy bien, pero es cuando Wolpert entra en el tema de la memoria cuando empiezo a no sentirme tan cómodo. Las habilidades mentales alcanzan su punto álgido a los 22 y empiezan a deteriorarse 5 años después; aún así, al parecer, las capacidades basadas en el conocimiento acumulado aumentan hasta la edad de 60 años. Normalmente, hay un declive mucho menos drástico en las actividades mentales que en las actividades físicas, aunque el autor afirma que todavía juega regularmente al tenis individual y por parejas. Hay un capítulo sobre el olvido que estoy leyendo ahora, en el que se incluyen la demencia y el Alzheimer, temas que yo evito.

Wolpert cuenta la historia de un famoso presentador de televisión de avanzada edad que salió a cenar la noche del viernes. Cuando tocó el timbre de su anfitriona, hubo un momento de espera; luego, ella asomó la cabeza por una ventana superior y saludó. “¿He venido en la noche equivocada?”, preguntó. “No” respondió ella, “fue el pasado viernes y estuviste aquí”.

…Más sobre el libro en el próximo post.

Bryan

Añadir Comentario