¿Soy tan viejo como me siento?

Ha habido un gran revuelo mediático en
torno a la periodista y presentadora de televisión, Joan Bakewell.
Ahora par Laborista y siempre controvertida, fue nombrada en el 2008
por Harriet Harman como la voz de las personas mayores. Después de
dos años dejó el puesto, con la sensación de que para una
necesidad social tan importante una persona debería tener más poder
para hacer el trabajo correctamente. Antiguamente llamada ‘el pivón
del pensador’ (una descripción que ella odiaba), ahora se
encuentra en el ojo público porque acaba de celebrar su octogésimo
cumpleaños. La vi hace poco en el irónico programa de TV “Have
I Got News for You”, y ella apenas le dio importancia a la
sugerencia de sus compañeros de que las personas mayores reciben más
apoyo del que deberían. Recibió el espaldarazo definitivo de una
entrevista de televisión con David Frost, que tampoco es ningún
jovencito.

The Guardian invitó a algunos de sus
periodistas a comentar en qué medida se sienten mayores. Katherine
Whitehorn, de 85, señaló que ella había superado claramente el
momento crucial en el que intentas fingir que no eres viejo y empezó
a sacarle provecho en su lugar; “me siento vieja cuando necesito
agarrarme al pasamanos o sentarme a tomar un café que realmente no
necesito solo por sentarme”. … Lucy Mangan, de 39, afirma que
ella no es imparcial, por supuesto, “pero estar en la mediana
edad me parece lo mejor de los dos mundos”. Tim Dowling, que
tiene 49, dice que puedes hacer lo que quieras a los 50, excepto
enfriarte”. …Michelle Hanson, de 70, dice que en condiciones
de poca luz, completamente vestida y justo después de una visita a
la peluquería, y si recuerdo cómo mantenerme derecha y erguida,
vuelvo a tener 40 años otra vez. Si hace frío, con los calcetines
puestos en la cama, soy una anciana”.

Los lectores de The
Guardian
se tomaron el tema como un reto y escribieron para
contar sus propias experiencias. “Mi abuela tiene ochenta y
tantos y no sabe cómo comportarse, sabe que se supone que es
“vieja”, pero su cuerpo no lo desvela realmente y su mente
tampoco, así que sospecho que está interpretando el papel de una
‘ancianita’ en lugar de serlo”… “Yo todavía siento como
si tuviera 25 internamente, aunque en realidad tengo 57″…
“Ahora, con 62 años y con tiempo para hacer lo que quiero,
siento que puedo ser un poco irresponsable por primera vez”…
“La mayoría de la gente de casi cualquier edad después de los 30,
piensa que parece más joven de lo que es y es una especie de
ilusión, porque realmente no puedes verte correctamente”.

¿Acaso
Margaret Thatcher, que fue primer ministro durante trece años, que
ha muerto y cuyo funeral se celebró recientemente, tenía una
opinión ‘correcta’ sobre sí misma? Vayamos al grano, ¿Y nosotros?
Ha habido una extraordinaria (y para mí, inapropiada) atención a su
legado como primer ministro. Los medios de comunicación se han
vuelto obsesivos en su entusiasmo y algunos de nosotros que
rechazábamos su devoción por los privilegios, hemos hecho lo mismo.
Pero su legado, según nos dice el actual primer ministro: ‘perdura’.
Tiene más sentido lo que ha dicho hoy Roger Law en The Guardian:
“El actual bombardeo de elogios sobre los años de Thatcher está
impulsado por una nostalgia sin memoria”.

Bryan

Añadir Comentario