Envejecer y Actitud

Un profesor de la Universidad California, Dilip Jeste, dice que la gente que cree que envejecen bien no son siempre los mas sanos. Su estudio de 500 personas entre 60 y 98 años, que viven en sus propias casas, le llevo a observar que el optimismo y las estrategias eran mas importantes para envejecer bien que el cuidado físico. En su opinión, la actitud es mas importante que la salud física. ¡Una buena ejemplo de un académico descubriendo lo que los demás ya lo sabíamos!

El año pasado hubo un informe en este país llamado ‘Conseguir un buen cuidado para los mayores’. He estado leyendo sus conclusiones y recomendaciones en el internet. El autor del informe Sir Derek Wanless, acepta que el cuidado de los mayores no es un tópico en lo alto de la agenda política , y que la gente viva en sus propias casas es mejor que en un asilo. Tambien dijo que la gente que cuida a los mayores necesita mas formacion y mas recursos. Propugna un sistema entra el individual y el estado, para que sea menos probable que los mayores tendrán que vender sus casas para pagar para su cuidado. Dice que los políticos (se refiere al gobierno) tendrán que usar los recursos con mas imaginación que ahora. El dinero viene de varios departamentos, muchas veces sin consultar entre ellos y hace falta muchísimo papeleo para conseguirlo. En su opinión debería haber una sola organización y que los recursos deberían igualar los del servicio de salud nacional.

No cabe duda que la gente vive cada vez mas años, pero las consecuencias sociales se deberían reconocer. He leído un articulo en el periódico el Guardian escrito por Joanna Lyall. Escribe sobre Jeanne Calment, la persona mas mayor conocida con 122 años que murió el año pasado. Solía montar en bicicleta hasta que tenia 110, y le operaron en la cadera con 114. Un fotógrafo joven le saco una foto con 120 años y dijo que esperaba verla el año siguiente. Ella respondió ‘No veo porque no, ¿pareces que tienes buena salud no? Mas que estar en forma, una actitud positivo nos contribuye mas a nuestro bienestar cuando eres mayor. ¡Me parece que un sentido de humor también ayuda!

B.R.