El estado de envejecer

Esta semana estábamos más conscientes que nunca de los problemas asociados con el estado de envejecer. ‘S’ cumplió noventa años el año pasado y hubo una celebración grande para ella organizada por su familia y amigos. A la vez fue un momento duro para ella porque decidió mudarse de la casa donde había vivido muchos años en un barrio donde conocía mucha gente y donde se sentía parte de la comunidad. Ella echaba de menos a sus amigos y aunque insistían que mantendrían contacto con ella la mayoría no lo hizo.

Ahora ha decidido mudarse otra vez. El piso a donde fue a vivir no era muy confortable y – siempre interesado en la gente – se sentía aislada de la vida alrededor de ella. Se quejaba de que nadie paseaba por las calles que siempre estaban llenas de coches. Su nuevo hogar forma parte de un complejo de casas para ancianos y tiene ganas de ir a vivir allí sin demasiada aprensión. Dice que no esta preocupada y las cosas pasaran sin que ella las considere como problemas ó no. Es bastante filosófica sobre todo y aunque a veces su memoria le falla le gusta tener compañía y a menudo esta entretenida por la gente con quien tiene contacto.

‘M’ – quien ahora tiene ochenta años ó mas es una vecina nuestra – no tiene muy buena salud pero es valiente en tratar con sus circunstancias y esta muy organizada. Es la autora de muchos libros y ha vivido en el extranjero y como ‘S’ ha tenido una vida muy interesante. Hasta hace poco cogía el autobús para ir al centro sentada en una silla portátil que también servia para ayudarle a andar cuando estaba doblada. Aunque esta muy alerta tiene dificultades en encontrar las palabras adecuadas para expresar sus pensamientos, pero le gusta mantener una conversación con su grupo de amigos – del que nosotros somos parte. Como ‘S’ siempre es educada pero dice lo que piensa y después de una comida con nosotros dijo ‘gracias pero ahora quiero ir a casa’.

Ambos ‘M’ y ‘S’ viven solas y no tienen miembros de sus familias cerca. Necesitan amigos como un tipo de familia alternativa. Las dos desaprueban el estado de ser viejas pero ambas tratan con los inconvenientes que implican sus edades en sus diferentes maneras. Viven con límites forzados pero con mucho espíritu y sus mentes están llenas de las memorias de sus interesantes vidas.

Bryan