Lo que el acné revela de la salud de tu hijo

Acné en adolescentes

El acné te está hablando. Los granos que afloran en la cara de tu hij@ son señales de que puede que algo no marche del todo bien. Por ejemplo el acné en la parte alta de la mejilla es una respuesta al estrés en su sistema respiratorio. Una buena indicación de que los órganos necesitan atención y cuidado es simplemente mirar en qué zonas aparece el acné en el rostro de tu hij@.

FRENTE SUPERIOR 

Vigilar el Sistema digestivo y vejiga 

Que beba mucha agua para limpiar el organismo. Si quiere comer alimentos grasos fritos, que coma un aguacate o añada una cucharada de aceite de coco a su plato. Asegúrate de que come gran cantidad de fruta y verdura fresca.

Algunos alimentos ricos en antioxidantes son las bayas, el té verde y el agua caliente con limón. Además si su dieta no es rica en alimentos fermentados naturalmente como el chucrut o kimchi considera la posibilidad de complementarla con una cápsula probiótica diaria. La mayoría de herbolarios y tiendas de alimentación natural las tienen.

FRENTE INFERIOR 

Vigilar el Corazón 

El corazón tiene un duro trabajo y puede estresarse fácilmente debido a la inactividad, mala alimentación y tensión mental y física. Si tu hij@ tiene granos en la parte baja de la frente es hora de que haga ejercicios cardiovasculares regularmente. Comer granada y aceite de coco también ayuda a mantener el corazón sano.

OREJAS 

Vigilar los Riñones 

Cuando no atendemos a los riñones podemos encontrar grandes y dolorosas espinillas en los oídos que no van a desaparecer por sí solas. Los problemas a menudo vienen causados por no bebe suficiente agua y comer demasiado sodio. 
Algunos otros hábitos que destruyen el riñón: 

  • aguantarse para ir al baño 
  • tomar demasiado café o alcohol 
  • deficiencias minerales de magnesio 
  • comer demasiada proteína animal 
  • no dormir 
  • exceso de azúcar refinado 

Si quieres que tu hij@ tenga unos riñones sanos evita la comida rápida, incluso aunque te digan que son cada vez más “saludables”. Beber más agua y comer más perejil es la mejor receta. 

OJOS, ÁREA ORBITAL Y ENTRECEJO 

Vigilar el Hígado 

Caspa, enrojecimiento, descamación y espinillas entre las cejas pueden indicar un exceso de trabajo y necesidad de una limpieza al hígado de tu hijo. Que reduzca la ingesta de alimentos grasos, soja, alcohol y productos lácteos pasteurizados (mejor productos lácteos). Que evite cenar tarde por la noche. Si quiere picar algo a esas horas que se tome una cucharada de miel, así su hígado descansará mientras duerme. Y que coma más de esto: 

  • ajo 
  • té verde 
  • pomelo 
  • zanahoria 
  • verduras de hoja verde 
  • limones y limas 

MEJILLAS SUPERIORES 

Vigilar los Pulmones y Sistema Respiratorio 

Estresar a los pulmones puede causar brotes en la parte alta de la mejilla e incluso romper sus capilares. Incluso si tu hijo no es fumador puede haber notado un brote por: 

  • asma 
  • alergia 
  • infecciones pulmonares 
  • vivir en una zona contaminada 

Lo mejor que tu hij@ puede hacer son ejercicios cardiovasculares y evitar inhalar el humo de los fumadores cercanos. 

MEJILLAS INFERIORES 

Problemas con encías o dientes 

Asegúrate de que tu hij@ evita el consumo de azúcar refinada y refrescos y coma mucha fruta y verdura. 

LADOS DE LA BARBILLA 

Vigilar las Hormonas 

Esto afecta especialmente a las mujeres. Los brotes en los lados de la barbilla son una indicación de desequilibrio hormonal. Puede ser debido a la menstruación, anticonceptivos o a una dieta rica en soja. A veces, incluso el estrés puede causar problemas hormonales que lleven a la aparición de estos granos.

Que tu hija duerma lo suficiente y no estaría de más que empezara a crearse un hábito de meditar o hacer yoga, si tiene una edad razonable. 
Algunas hierbas que ayudan a equilibrar las hormonas son: 

  • schisandra 
  • bardana 
  • albahaca 
  • hojas de frambuesa 
  • té verde 

CENTRO DE LA BARBILLA 

Vigilar el Intestino delgado y estómago 

Generalmente es causado por una mala alimentación y alergias alimentarias. Dicen que somos lo que comemos, pero realmente somos lo que podemos digerir.

Por muy buena alimentación que lleve tu hij@ si su intestino no digiere los nutrientes simplemente pasarán a través de él. El estrés, la falta de sueño y beber poca agua también son responsables de esto. Encárgate de que coma bien, beba mucha agua y controla su estrés y las posibles fuentes. 

Seguir leyendo:

Sin Respuestas

Añadir Comentario