13 juegos de mesa sin contacto

En los tiempos que corren, entre las cenas de 6 personas, el toque de queda y la nueva modalidad de menús para NO compartir, las cosas siguen siendo un poco raras… Pero bueno, la sobremesa de después de la cena o comida con amigos y familia, es totalmente necesaria y por eso os hemos recopilado una serie de juegos de mesa a los que podréis jugar “sin mesa”. Es decir, juegos que eviten que cartas, dados o fichas vayan de mano en mano.

13 juegos de mesa sin contacto para tu reunión con amigos o familiares

1. Mímica o películas

El típico juego de hacer mímica de toda la vida. Elegimos una palabra e intentamos que los demás la adivinen. Lo único que tenemos que tener en cuenta, es que cada uno debe hacer mímica en su trozo de espacio, si pegarse demasiado a los demás. Se puede jugar haciendo equipos y que algún jugador sea el encargado de anotar los puntos.

2. ¿Qué tengo en el coco? 

Este juego también es un clásico y gracias a las aplicaciones móviles podemos jugar sin necesidad de compartir material, cada uno con su teléfono móvil. Por ejemplo, la App Heads Up es muy útil para jugar a este juego. Cada uno se pone su móvil en la cabeza y a jugar. 

Foto: adaptación freepik.es

3. Pueblo duerme

Hacemos un círculo, bueno o tal como estemos sentados, siempre que nos veamos bien las caras. Una persona será el anfitrión, tendrá el rol de “madre” y dirigirá el grupo.

Para empezar todos cerrarán los ojos y “la madre” tocará la cabeza de quien será “el asesino”, luego “el asesino” y el resto de la ciudad abrirán los ojos. Entonces “la madre” dirá “pueblo duerme” y todos la volverán a cerrar los ojos. En este momento “la madre” mandará despertar al asesino y este debe señalar a la persona que quiere asesinar.

Después vuelve a cerrar los ojos y “la madre” ordena a todos abrir los ojos y dice el nombre de la persona que ha muerto. Esta persona ya puede tener los ojos abiertos todo el rato, al igual que la madre.

El resto del pueblo, el que sigue vivo, deberá votar quién creen que es “el asesino”. Una vez se decida por mayoría a una persona, deberá decir si es “el asesino” o no. Si se acierta, el juego acaba y el pueblo gana, si no se acierta se sigue de la misma forma hasta que se adivine quién es el asesino

“El asesino” solo puede ganar si consigue eliminar a todos los jugadores menos a dos. 

4. Dos verdades y una mentira

Este juego es muy sencillo, nos ayudará a conocernos mejor y a pasar un reato divertido. El mecanismo de juego es muy sencillo, cada jugado dice tres cosas sobre sí mismo, pero dos serán verdad y una será falsa. Entonces el resto de jugadores tienen que adivinar cuál de esas tres frases es la falsa. Y si aciertas ganas un punto.

5. No hago lo que digo

Este juego es genial, sobre todo para los más peques. Es muy fácil, la primera persona habla con la segunda y le explica una acción, pero realiza otra acción diferente. Por ejemplo, dice: “Me rasco la cabeza”, pero en realidad se da palmaditas en la barriga. La segunda persona se vuelve hacia la tercera y tiene que decir lo que estaba haciendo la anterior, “me estoy dando palmaditas en la barriga”, pero en realidad está aplaudiendo. Y así, se pasa de persona a persona hasta que alguien falla. En este caso recibe un punto negativo o es eliminado del juego.

6. Juegos de preguntas

Hay una gran variedad de juegos de preguntas, dónde se hacen preguntas raras o poco comunes y se tienen que ir respondiendo. Es un estilo a verdad o reto, pero omitiendo el reto. Si navegamos en internet podemos encontrar un montón de preguntas.

7. Black history 

Este juego, es un juego de mesa que se tiene que comprar. Es un juego dónde una persona es la encargada de leer la historia y conocer la explicación de la misma. El resto de los jugadores tendrán que hacerle preguntas para ir adivinando de que se trata y que es lo que ha sucedido en esa historia

8. Pictionary

Este clásico juego entretiene a todo tipo de público. Si que es cierto, que al evitar compartir, cada jugador tendrá que tener su hoja y lápiz. Pero por lo demás podemos jugar normal. Hacemos grupos, elegimos una palabra y ¡a dibujar! Si el grupo acierta antes de que se acabe el tiempo, gana un punto.

9. Adivina la mente

En este juego una persona tiene que pensar una palabra y el resto de jugadores tienen que ir haciendo preguntas hasta adivinar de que palabra se trata. Las preguntas tienen que responderse con “sí” o “no”. ¡Y no vale cambiar de palabra a mitad de la partida, traposos/as!

10. Alto el lápiz

¿Y quién no conoce este juego? Este juego nos permite jugar como siempre y mantener las distancias. Cada uno con su hoja y lápiz y a jugar.

Por si alguien no conoce este juego es muy fácil, se elige una letra, y luego tienes que rellenar todas las casillas con una palabra que comience por esa letra antes que los demás. Cuando terminas tienes que decir alto el lápiz, para que nadie pueda seguir escribiendo. En la siguiente imagen podemos ver un ejemplo, pero en realidad puedes añadir tantos apartados como dificultad quieras sumarle al juego. 

Foto: ejemplo alto el lápiz

Luego se cuentan los puntos: si tu palabra no la tiene nadie te llevas 10 puntos, si tu palabra está repetida te llevas 5 puntos y si no te ha dado tiempo o no sabías ninguna palabra no te llevas nada.

11. El Tabú

Este juego nos permite jugar sin contacto, sobre todo la versión para móviles. La App Etabu es ideal para jugar a este juego.

12. SpaceTeam

Para este juego cada jugador tiene que tener su móvil o su tablet y descargarse la App

SpaceTeam es un juego cooperativo ideal para trabajar en equipo. En este juego un jugador recibe un panel de control con muchos botones, bolígrafos e interruptores que deben activarse de acuerdo con instrucciones muy específicas. El resto de los compañeros reciben las instrucciones y tienen que coordinarse antes de que se acabe el tiempo y una supernova les explote en la cara.

13. El dibujo escacharrado

El teléfono roto o teléfono escacharrado es un juego que todos conocemos, pero al no poder acercarnos a susurrarnos al oído una alternativa es el dibujo escacharrado.

Para jugar todos debemos tener nuestra hoja de papel y lápiz propio. El juego es muy básico, la primera persona hace un dibujo y se la enseña a la siguiente, la siguiente dibuja lo que cree que está viendo y se lo enseña a la siguiente, y así hasta llegar a la última persona que tiene que decir lo que ve en el último dibujo y comprobar si realmente ha llegado lo que la primera persona dibujó. 

Lecturas relacionadas: 

Añadir Comentario