5 actores que arruinaron su carrera en cuestión de segundos

En ocasiones, un mal momento puede arruinar un brillante futuro o una consolidada carrera profesional.

Esta es una lista  de cinco actores que, por culpa de las malas decisiones y los excesos, cayeron en desgracia en un abrir y cerrar de ojos.

Charlie Sheen

Foto: http://www.tvguide.com/

Foto: tvguide.com

Durante las ocho primeras temporadas de Dos hombres y medio (2003-2011), Charlie Sheen interpretó a Charlie Harper, un hedonista compositor de sintonías publicitarias cuyo estilo de vida llega a un abrupto fin cuando su hermano y su sobrino de diez años se instalan en su casa frente a la playa. El personaje estaba ligeramente basado en la personalidad del propio Sheen.

En principio, todo iba sobre ruedas. La serie, orientada a un público objetivo muy amplio y con un inofensivo y en general tópico estilo humorístico, dejaba millones de dólares en los bolsillos de los ejecutivos de la cadena CBS.

La relación entre cadena y actor cambió cuando ésta se vio obligada a parar en seco la producción de la octava temporada para que Sheen, conocido en Hollywood por su desmedida afición a las drogas y las prostitutas de lujo, ingresara en una clínica de desintoxicación.

La gota que colmó el vaso para CBS y que supuso el despido de Sheen de Dos hombres y medio fue una entrevista radiofónica en la que el actor amenazó y lanzó insultos antisemitas a Chuck Lorre, creador y productor de la exitosa serie.

Desde 2011, la carrera cinematográfica y televisiva de Charlie Sheen ha sido inexistente.

El actor, que declaró públicamente en 2015 ser seropositivo, es ahora la cara de HEX, una empresa sueca de preservativos supuestamente ultra resistentes y hechos de cientos de diminutos hexágonos, que se anuncia como la “primera innovación en materia de condones en 70 años”.

Mel Gibson

Actores que arruinaron su vida: Mel Gibson

Foto: phactual.com

En 2006, Mel Gibson fue parado por la policía de Malibú por exceso de velocidad, mientras conducía en estado de embriaguez, botella de tequila abierta en mano.

Al ser detenido, el director/actor australiano, que entonces contaba 50 años de edad, se dedicó a proferir insultos antisemitas a uno de los agentes.

Anteriormente, Gibson había recibido críticas de la comunidad judía por su largometraje La pasión de Cristo (2004). A propósito del estreno de la polémica película, la ácida serie animada de televisión estadounidense South Park (que no tiene nada que ver con la comunidad judía) le había dibujado como un completo desequilibrado mental aficionado a que le torturaran al estilo medieval. Aparentemente, el protagonista de Braveheart (1995) y de la saga Arma Letal (1987) capeaba bien el temporal.

Sin embargo, la tormenta mediática se desató tras lo ocurrido en Malibú, y el ultracatólico Gibson, padre de siete hijos y conocido tanto por sus éxitos de crítica y taquilla como por sus radicales comentarios antiabortistas, machistas y homófobos, pronto emitió un comunicado de disculpa a través de la oficina de su portavoz:

“Los fundamentos de mis convicciones hacen que demuestre caridad y tolerancia en mi vida. Todo ser humano es un hijo de Dios y si deseo honrar a mi Dios, debo honrar a sus hijos. Pero, por favor, sepan que no soy un antisemita”, declaró Gibson, justo antes de que su carrera entrara en una fase de absoluto letargo y bochornosos escándalos telefónicos con su ex-novia Oksana Grigorieva (amenazas de muerte incluidas), de la que ahora, parece, empieza finalmente a salir.

Lindsay Lohan

Desde su papel en el insospechadamente exitoso remake de Tú a Londres y yo a California (1998), Lindsay Lohan se convirtió en la niña mimada de Hollywood durante casi una década, encadenando éxito tras éxito en taquilla y convirtiéndose en la actriz mejor pagada de su generación.

El idilio terminó en 2008, cuando la protagonista de Chicas malas (2004) fue arrestada por conducir en estado de ebriedad y posesión de cocaína, entre otros cargos.

La percepción del público norteamericano hacia ella cambió radicalmente a raíz de la detención, y la ciudad de los sueños se convirtió para Lohan en la ciudad de las pesadillas, con decenas de paparazzis revoloteando a su alrededor cada vez que salía de casa.

Desde 2008, la carrera de la actriz, que actualmente reside en Londres, se fue diluyendo hasta el punto de que, con alguna excepción, en la actualidad tan sólo le ofrecen papeles en los que, de alguna u otra forma, tiene que hacer una parodia de sí misma.

Michael Richards

Actores que arruinaron su vida en un momento: Michael Richards

Fuente: immersiononline.net

El icónico e histriónico Cosmo Kramer de Seinfeld dinamitó su carrera una noche de noviembre en Los Ángeles, su ciudad natal, hace ya más de diez años.

En 2006, en una actuación en el club de comedia The Laugh Factory, Richards se enzarza en una disputa verbal con un miembro afroamericano del público que, supuestamente, le ha interrumpido, y al que escupe una catarata de insultos racistas de la peor clase (si se puede hablar de clases en estas cosas), ante una audiencia que se divide entre las risas nerviosas y el completo desconcierto o rechazo. “Se está volviendo loco”, se oye a alguien decir entre el público.

 

El entonces incipiente portal amarillista TMZ se encargó de difundir con profusión el video (‘viralizar’ se diría ahora) y al cómico le llovieron las críticas por su nefasto comportamiento.

Richards se disculpó públicamente en el programa de David Letterman, con Jerry Seinfeld como invitado, en una aparición bastante forzada e incómoda de ver. Desde el incidente en The Laugh Factory, la carrera del actor angelino no se ha recuperado del todo.

Brendan Fraser

Actores que arruinaron su carrera: Brendan Fraser

Foto: Wikipedia

En la 67 edición de los Globos de Oro (2010), Martin Scorsese recibió el premio Cecil B. DeMille en reconocimiento a su trayectoria. Los encargados de entregar el premio fueron Robert De Niro y Leonardo DiCaprio.

Durante el discurso de De Niro, éste hizo una pequeña broma a su amigo Scorsese. En un movimiento perfectamente sincronizado, el plano pasó a Brendan Fraser, que reaccionó a la broma con un espasmódico aplauso.

El video se viralizó, e Internet se inundó de memes con el extraño aplauso de Fraser. La carrera del protagonista de La momia (1999) ya llevaba medio estancada varios años, pero su aplauso en los Globos de Oro le terminó de hundir, hasta el punto de que el público se empezó a plantear que tal vez Fraser era más gracioso en forma de meme que en muchas de sus interpretaciones de carne y hueso.

………………………………………………………………

Autor: Javier G. Ruiz Sierra

 

Lecturas relacionadas:

< Cerrar

Habla con Lola