Una actividad divertida para niños en San Valentín

Tarjeta casera y creativa para San Valentín

Esta es una actividad muy divertida para hacer con los niños porque se lo pasan genial y el resultado es muy original.

Vamos a necesitar témperas y no hace falta usar pinceles ya que vamos a transferir la pintura al papel y así conseguir un resultado muy original para preparar unas tarjetas caseras  para regalar el día de San Valentín.

Material necesario:

  • Témperas de colores
  • Un plato de papel 
  • Hojas de notas en papel blanco o folios blancos
  • Cartulina blanca
  • Tijeras de forma
  • Pegamento en barra

Cómo hacer la tarjeta paso a paso:

Lo primero es elegir tres o cuatro colores de témpera y ponerlos en el plato primero por separado y después los mezclamos un poco con los dedos hasta conseguir una mezcla que nos guste (puedes hacer pruebas antes en un papel para ver si te convence el resultado de la mezcla).

A continuación vamos impregnando con la mezcla de colores las hojas de papel  para que el dibujo abstracto de la pintura quede transferida en la hoja, dejamos secar bien.

Mientras seca la pintura dibujamos y recortamos unos corazones en una hoja de color blanco.

Cuando las hojas esten secas recortamos el contorno con las tijeras de forma y pegamos en el centro los corazones, después pegamos la hoja en un trozo de cartulina blanca y ya tenemos lista nuestra tarjeta casera de San Valentín.

En este caso hemos hecho una tarjeta pero también puedes recortar las hojas con forma de corazón y con un poco de hilo se pueden hacer unas guirnaldas de corazones muy originales.

Enlaces relacionados con actividades San Valentín niños:

Añadir Comentario