Las Almas Gemelas sí existen

Mucho se ha hablado sobre las almas gemelas. Todos queremos enamorarnos locamente y encontrar esa “alma gemela” con la que seremos felices el resto de nuestras vidas.

¿Pero existen realmente o son producto de la imaginación de alguien que nos ha querido vender la idea romántica de la existencia del amor perfecto y lleno de felicidad? 

Almas gemelas: Teoría de los encuentros kármicos

Hay una teoría basada en los encuentros kármicos, que dice, que dos almas gemelas, son aquellas que ya se amaron en un vida pasada y al reencontrarse, vuelve a surgir la atracción inmediata, el amor pasional con tal fuerza, que nada ni nadie lo puede romper. Además, como ya se conocen muy bien de esa otra vida, tienen todo el conocimiento y sentimiento en su subconsciente. Por ello se reconocen, se atraen, se entienden y se intuyen al instante.

 

Las Almas Gemelas se reconocen

Las Almas Gemelas se reconocen

Surge entre ello un “déjà vue”, esa sensación de haber vivido ese encuentro antes o de conocer ya a esa persona de antes y una nueva oportunidad, para vivir esa relación.

Hay personas que repiten la historia de “P” a “Pa” y otras, con una intuición más grande o porque son almas de luz y saben reconocer a esa alma gemela, por lo que intentan no cometer los mismos errores que antes.

Se establece una complicidad, un apoyo mutuo y un amor totalmente desinteresado. Forman el tándem perfecto. Están uno al servicio del otro.

Cuando dos almas gemelas han sido separadas por la muerte y vuelven a encontrarse, es tal la atracción, el amor, la ilusión, la sensación de reencontrar la felicidad total, que ya no se sueltan. La sola idea de separarse les parece inconcebible y no se separarán hasta la muerte. 

Almas gemelas: Teoría de la frecuencia vibracional de las almas

Existe otra teoría basada en la frecuencia vibracional de las almas,  pero primero y para aclarar conceptos, vamos a dejar claros dos ideas sobre los tipos de amor que existen. El amor desinteresado y el amor egoísta. A partir de aquí, podremos explicarnos mejor. Existen dos tipo de amor:

  • El Amor desinteresado consiste en un amor puro y desinteresado. Un amor, una cooperación y una ayuda recíproca, sin ningún interés negativo sobre la otra persona. Sería: “Estamos aquí para potenciarnos, para apoyarnos el uno en el otro y ayudarnos mutuamente”. Es una complicidad y un amor por encima de todo lo negativo que puede traernos una relación amorosa.

 

  • El Amor egoísta, es el amor puramente terrenal, que puede ser controvertido, en el que pueden existir los celos, el interés, la relación de fuerzas, la envidia, la manipulación para dominar al otro, el control sobre el otro para dominarle y poder conseguir de él lo que a la persona le interesa obtener de una pareja, sin tener en cuenta los deseos de esa persona…  A veces se atraen, pero no se entienden. Otras están juntos sólo por sexo…

Una vez aclarado esto, podríamos decir que el alma gemela viene de un amor desinteresado, para que haya una mayor atracción y sea más fácil reconocerle.

Dichas personas o mejor dicho, sus almas se encuentran en la misma onda vibratoria, por lo tanto se detectan y se sintonizan con facilidad. De ahí esa sensación, que solemos tener de: “Es como si lo conociera de toda la vida“, “todo fluye”, “estamos de acuerdo casi en todo”, “le comprendo porque siento lo mismo”… Claro, que le conoce de toda la vida, porque es casi igual que él. 

Dos almas en la misma onda vibratoria, sintonizan, se atraen, comunican con una enorme facilidad y sin saber porque, se fijan y están a gusto con la otra persona. El caso, es que ya no les interesa estar con alguien, que quizás sea más guapo, divertido e inteligente, porque con esa otra persona con la que han conectado indiscutiblemente están más a gusto. Se encuentran como en casa. 

Con lo cual, con cualquiera de las dos teorías, llegamos a la misma conclusión, las almas gemelas sí existen. 

¿Cómo reconocer a un alma gemela?

Dos almas gemelas, se atraen físicamente, sexualmente, se aman, se entienden solo mirarse a los ojos e intuyen perfectamente, que es lo que la otra persona está pensando, sintiendo o necesitando. Sus almas se hablan, se entienden y vibran igual. Incluso existe telepatía entre ellos. ¡Claro que existen!

 

Lecturas relacionadas: