¿Qué le pasa a Google?

Google es un magnífico lugar para trabajar, pero no se encuentra entre las preferencias de los inversores para colocar su capital.

Evolución de las empresas tecnológicas en 2014

En 2014, las acciones de Google se han depreciado en torno a un 10% y acaba de establecer su cotización mínima anual el pasado 16 de diciembre (495 dólares por acción):

Fuente: elaboración propia

Contrasta la evolución de Google en 2014 con la de sus principales competidores tecnológicos:

1.

Microsoft se ha revalorizado en más de un 25%.

2. La inversión de Yahoo en el gigante del comercio electrónico asiático Alibaba ha sido bien aceptada por los inversores y sus acciones se han revalorizado un 30% en los últimos meses. 

3. Apple acumula una subida del 40% desde principios de 2014 que parece consolidarse tras el lanzamiento del iPhone 6 y del Apple Pay en el último cuatrimestre del año.

4. Las acciones de Facebook han subido más de un 40% de forma continua y estable durante todo el año y el mercado no le ha penalizado la millonaria adquisición de Whatsapp por 22.000 millones de dólares en febrero de 2014.

Aumento de la competencia: Facebook y Apple

Uno de los principales problemas de Google ha sido el aumento de la competencia en su negocio principal: la publicidad digital.

A pesar de que continua siendo el líder mundial en este mercado, con una cuota del 31% de los ingresos totales de publicidad on line, Facebook le está ganando terreno a gran velocidad tanto en web como en móvil. Y existe cierta preocupación por los ingresos generados por YouTube, ya que la Red Social está aumentando agresivamente sus esfuerzos en vídeos.

El resurgimiento de Apple con el iPhone 6 también ha perjudicado la visión de los inversores sobre Google, ya que su sistema Android es el principal competidor del iOS con los que funcionan los terminales de Apple.

La desinversión en Motorola (asumiendo pérdidas) y el estancamiento de Samsung han perjudicado la imagen de Google en este sector.

Estrategia a medio plazo

Al igual que sus competidores tecnológicos, Google ha realizado varias adquisiciones con el objetivo de diversificar y aumentar sus fuentes de ingresos, pero estas apuestas no parecen haber convencido a los inversores.

A principios de 2014 invirtió 2.300 millones de euros en Nest, un fabricante de electrodomésticos inteligentes; en abril adquirió Titan Aeroespace, un fabricante de drones;y en verano invirtió 500 millones de dólares en Skybox Imaging con el objetivo de tener una propia flota de satélites.

Estas inversiones transmiten la sensación de que Google se está centrando en trasnmitir la imagen de que la empresa no es solo un buscador, sino el referente mundial en tecnología, y que está descuidando su principal fuente de ingresos: la publicidad.

Los inversores de los mercados financieros valoran mucho más los beneficios a corto plazo que la planificación estratégica a medio y largo plazo. Tal vez Google se esté posicionando en los sectores del futuro, pero hay dos realidades del mundo digital que conoce y no debería olvidar:

  • Que todo ocurre muy deprisa, y
  • Que no suele haber segundas oportunidades.

Fuente: CNN Money

Créditos de las imágenes: digitalstrategyconsulting.com;internetbillboards.net;

Autor del post
Ramón Pedreño, licenciado en ADE y Máster en Tributación, Socio en EMDER, Derecho y Empresa, y Director estratégico y financiero en IT&IS