Garanti, fortalezas y debilidades de la apuesta turca del BBVA

La toma de control de Garanti realizada por el Grupo español fue bien recibida por el mercado


Los analistas consideran que el precio pagado (aproximadamente 2.000 millones de euros) es razonable. Dicha oferta implica un PER (precio / beneficio por acción) de 9,3 veces y un precio / valor en libros (Price to Book Value) de 1,4 veces.



Según información de mercado, la ampliación realizada por BBVA tuvo una gran demanda, de unos 4.000 millones de euros, el doble de lo ofertado, lo que implica que la compra del 15% del banco turco convence y que los múltiplos de BBVA parecen atractivos al mercado.

Además, se señala que la operación corporativa, teniendo en cuenta dicha ampliación, no generará un efecto dilutivo, sino todo lo contrario, gracias al beneficio que aportará Garanti. Así, el beneficio por acción (BPA) del BBVA aumentará un 1,3% en 2015 y un 1% en 2016.




La mayoría de analistas valoran positivamente la adquisición, sobre todo por el incremento de la diversificación, el nulo impacto en el capital y el potencial económico de la inversión.

Aun así, la operación también crea algunas dudas para los inversores, como el incremento de los activos ponderados por riesgo, la sobreexposición a mercados emergentes y la relativamente baja rentabilidad ofrecida por el mercado bancario turco en los últimos años.

Fortalezas

1. Diversificación: en un momento en el que Latinoamérica es el gran motor del Grupo y España no alcanza una velocidad de crucero, los analistas agradecen una nueva vía de diversificación. 

Acceder a una economía en crecimiento y con un mercado bancario menos explotado parece complementario con la actual estrategia de BBVA, sobre todo si, como parece, España sigue creciendo poco durante un período de tiempo prolongado.

2. Anticipación: en el mercado ya se descontaba el hecho de que BBVA acometiera la toma de control de Garanti -donde ha pasado del 25% al 40% del capital- y se considera que cuanto más tiempo pasara más caro le saldría al banco español. La opción de compra vencía a comienzos de 2016, por lo que a medida que se acercara la fecha, la acción podría haberse disparado.
 
3. Marca consolidada: el mercado se muestra de acuerdo en que Garanti es uno de los mejores bancos turcos y con un importante potencial de crecimiento. Numerosos expertos afirman que es la mejor franquicia bancaria de Turquía.
 
Garanti cuenta con 85.000 millones en activos, lo que supondrá el 15% del grupo, y obtuvo un beneficio neto de 1.066 millones de euros en los nueve primeros meses de 2014. Además, los últimos cuatro años han proporcionado a BBVA un profundo conocimiento del banco.
 
4. Impacto de capital: la adquisición del 15% de Garanti supone un impacto negativo en el capital de 48 puntos básicos, compensados con la ampliación de capital recientemente realizada y que ha reforzado la solvencia del banco en 58 puntos básicos. El éxito de la ampliación de capital ha minorado la incertidumbre de una posible reducción del dividendo para pagar la compra.


Debilidades

1. Perfil de riesgo: aunque la toma de control de Garanti disminuye la dependencia de Latinoamérica y España, los analistas no olvidan que Turquía se encuentra en una región conflictiva. La operación incrementa directamente el perfil de riesgo de BBVA como consecuencia de los riesgos geopolíticos de Turquía, vecina de Siria.

2. Pocas sinergias: desde el mercado se muestra que esta operación corporativa no generará sinergias que multipliquen la rentabilidad, aunque se esperan medidas del BBVA para elevar la productividad y eficiencia de Garanti.

3. Baja rentabilidad: otra de las debilidades de la compra es, según el mercado, que los bancos turcos no están siendo capaces de traducir crecimientos anuales de activos del 15% en mayores beneficios. 

Desde BBVA admiten que su retorno sobre capital desde que invirtieron en Turquía en 2010 ha sido del 11,3% frente al coste de capital del 13,9%, aunque prevén que Garantia alcance tasas de rentabilidad del 15% en el futuro.

4. Impacto en cuentas: a pesar de que mejorarán las cuentas de BBVA, elevando el beneficio del Grupo en 250 millones a partir de 2016, la toma de control de Garanti tendrá un efecto negativo en los resultados de 2015, al penalizar las cuentas en 1.900 millones por la nueva contabilización de la participación.


 

 

 

 


Añadir Comentario