Fondos Soberanos (I): destino Latinoamérica con escala en España

 

Los fondos soberanos tienen sus miras puestas en España.

Buscan oportunidades en sectores estratégicos, como la energía, infraestructuras o, incluso, el Real Estate, eso sí, de la mano de empresas de primer nivel. Unos precios muy competitivos y la relación con Latinoamérica hacen a España más atractiva que otros destinos europeos.

Inversión en empresas europeas. Destino Latinoamérica

Los fondos soberanos están teniendo un papel fundamental en la recapitalización de las empresas europeas.

Cada año, estos vehículos están destinando un mayor importe de su capital al viejo continente.

Europa es una región con un mercado interno muy grande, ahora estable y con empresas muy desarrolladas. No obstante, esta tendencia está cambiando poco a poco y, en la actualidad, su interés no sólo se centra en los países de la OCDE.

Cada vez más, estos fondos se sienten atraídos por los países emergentes, y en especial, por Latinoamérica.

Sin embargo, en numerosas ocasiones, el objetivo de sus inversiones se centra en una combinación de estos dos factores y acaban inyectando su capital en empresas europeas con amplia presencia en zonas emergentes.

De esta manera, consiguen exposición a dichos mercados, aprovechando los riesgos operacionales más moderados que ofrece la UE, desde el punto de vista regulatorio y político.

 

España: objetivo prioritario

En este sentido, España ocupa su lugar clave como puente hacia Latinoamérica por sus vínculos históricos, económicos y políticos, así como al Magreb, por la cercanía geográfica entre los dos mercados. En la actualidad, la facturación de las empresas del IBEX-35 procedente de fuera de España se encuentra en torno al 50%.

Y es que, no hay más que ver las operaciones que ya han realizado fondos soberanos en nuestro país para darse cuenta de que la internacionalización es fundamental para estos inversores.

Algunos ejemplos, son la entrada de Qatar Holdings en Banco Santander Brasil y en Iberdrola, con importante presencia en Reino Unido, EEUU, Brasil y México; o la creación de una MoU entre Mubadala e Indra, una de las primeras empresas mundiales en control aéreo, con presencia en Europa, Oriente Medio y África.

Pero no sólo sus relaciones internacionales hacen interesante a España. Siendo una puerta de entrada a tantos mercados, ofrece además buenos precios.

La crisis económica ha repercutido en la valoración de los activos. Entidades con perspectivas de crecimiento a medio y largo plazo tienen unas valoraciones bajas. De esta manera, inversores de largo plazo como los fondos soberanos, pueden aprovechar la situación… y así lo están haciendo. Y es que el hecho de que los precios sean bajos no significa que las empresas no sean buenas.

En la actualidad, la economía española presenta grandes oportunidades, muchas derivadas del proceso de desapalancamiento que están llevado a cabo muchas empresas, vendiendo activos con grandes descuentos.

La disminución de las valoraciones y el hecho de que España ya sea considerada un país estable a largo plazo, con la renta per cápita de un país desarrollado, la pertenencia al euro, la calidad de sus recursos humanos y sus infraestructuras de primer nivel son una combinación perfecta para atraer el interés de estos fondos.

De hecho, estas bajas valoraciones podrían fomentar ciertas operaciones, como las OPAs que ya se han dado en el pasado. El hecho de que las cotizaciones bursátiles de muchas empresas españolas estén sustancialmente por debajo de los niveles que alcanzaron hace algunos años, pueden convertirlas en objetivos más atractivos. No obstante, en el caso de la OPA sobre Cepsa llevada a cabo por IPIC (perteneciente al Gobierno de Abu Dhabi), hay que tener en cuenta que el fondo ya contaba, desde hacía años, con un porcentaje cercano al 50% del capital de la española.

Grandes empresas con capital extranjero

Lo que está claro es que estos fondos no van en busca de gangas, sino de empresas consolidadas, con sólidos planes de negocio y una clara apuesta por la internacionalización.

Su objetivo son empresas que ofrezcan una mayor seguridad en el tiempo, no una ganancia rápida. Además, el mercado descuenta que habrá oportunidades interesantes para ellos en el sector de servicios básicos, como el agua o la gestión de residuos; el inmobiliario y Real Estate, en localizaciones Premium a precios competitivos; o el sanitario.

Cada fondo soberano es un mundo y, efectivamente, hay algunos que tan sólo toman participaciones financieras y minoritarias en el capital de grandes compañías, aunque, según los expertos del sector, son los menos.

Tal es el caso del fondo noruego Norgest, el que más activos gestiona del mundo, que tiene participaciones en varias empresas del IBEX-35, como Telefónica, Santander, Repsol e Inditex, entre otras. No obstante, en su mayor parte, estos inversores suelen tener un interés más estratégico.

Gran parte de estos fondos proceden de Oriente Medio, una zona con una riqueza enorme muy ligada a los precios del petróleo. En la actualidad, estos países están realizando una modificación de su mix energético, con el objetivo de lograr una mayor diversificación. De ahí que la mayor parte de las operaciones realizadas en España estén relacionadas con este sector, en empresas como Cepsa (IPIC), Repsol (Temasek) o Iberdrola (Qatar Holdings).

Más recientemente, se observa que estos fondos han optado por centrarse en sectores considerados tradicionalmente defensivos, de menor riesgo y con flujos de caja recurrentes, como son, precisamente, la energía y las infraestructuras.

En este sentido, han centrado su interés también en empresas del sector audiovisual (entretenimiento tipo fútbol o televisión) y de telecomunicaciones, como es el caso de la compra del 7% de Eutelsat, en manos de Abertis, por parte de China Investment Corporation (CIC).

Seguir leyendo:

 

 


F-2526A_takeover_razones

F&A: 10 razones que motivan estas operaciones

El boom de las operaciones corporativas "puntocom"

El boom de las operaciones corporativas “puntocom”

Añadir Comentario