F&A: una estrategia empresarial

Las F&A son una estrategia empresarial impulsadas por la globalización y el desarrollo de los mercados mundiales, así como por la identificación de amenazas y oportunidades, originando que las empresas de los sectores económicos más maduros busquen una mayor dimensión con el objetivo de conseguir economías de escala y mejorar su competitividad.

F&A: una estrategia empresarial

Estrategia empresarial

Las fusiones y/o adquisiciones (F&A) se definen como un proceso de concentración empresarial que surge de la estrategia tanto de directivos como de accionistas de las compañías que participan en dicho proceso.

Se trata de una estrategia recurrente como respuesta ante los continuos cambios bruscos en las condiciones del entorno competitivo y del mercado. La presión de acreedores y clientes fuerzan, día a día, a la creación de nuevos modelos de negocio integrados en compañías más sólidas y solventes.

Existen multitud de motivaciones para la promoción de estas operaciones, entre las que destacamos:

  • Expansión del mismo producto a nuevos mercados geográficos.
  • Expansión de nuevos productos (incluso de distintos sectores) en los mercados en los que una de las empresas participantes ya tiene una imagen de marca y una red de distribución.
  • Consolidación de la cuota de mercado de las empresas participantes.
  • Acceso a mejores condiciones de financiación.
  • Resolución de conflictos internos de alguna de las empresas.

  • Obtener economías de escala.
  • Re-estructuración de la capacidad productiva (despidos, cierre de oficinas, etc.)
  • Ocultar decisiones erróneas de gestión.

Las fusiones y adquisiciones son procesos de destrucción creativa. Los aspectos destructivos son el cierre de plantas, despidos, demandas legales, etc. Sin embargo, mediante estas operaciones también se crean y renuevan las economías, haciéndose más ágiles y resistentes a las tendencias cambiantes y macroeconómicas del futuro.

F&A: una estrategia empresarial

Factores externos: coyuntura económica y regulación

Hay dos factores externos con capacidad para incentivar o bloquear una operación corporativa: la coyuntura económica y la regulación.

En los períodos de bonanza económica, el optimismo generalizado y el abaratamiento de la financiación ajena son importantes catalizadores para la adopción de estrategias de crecimiento inorgánico. Del mismo modo, en momentos de crisis y recesión económica, la necesidad de reducir costes y aumentar la productividad de los recursos empleados también incentiva numerosas operaciones corporativas.

Variaciones significativas en los mercados de capitales (tipos de interés), en el comportamiento de los consumidores (optimismo, confianza) o innovaciones tecnológicas disruptivas también son factores externos a la voluntad de una empresa que pueden influir en la adopción de decisiones de esta naturaleza.

F&A: una estrategia empresarial

En la actualidad, las restricciones de liquidez de la mayoría de las empresas y la incertidumbre general del mercado incrementan los riesgos, dificultan su financiación y limitarán algunas de estas combinaciones de negocios en los próximos años.

Por otro lado, los habituales procesos de desregulación de las economía desarrolladas en sectores como la banca, el transporte, las telecomunicaciones o la energía energía, también son cambios bruscos generadores de procesos de consolidación empresarial.

¿Cuál es el momento óptimo?

La evolución de la actividad de F&A indica el grado de dinamismo de una economía y está correlacionado al 90% con las tendencias macroeconómicas y con la bolsa.

El análisis sectorial y regional de la actividad de F&A indica hacia dónde se dirige el dinero y dónde están los negocios potencialmente más rentables en cada ciclo económico.

Es imposible conocer el momento idóneo para afrontar una combinación de negocios, pero sí es recomendable estar siempre preparado para dicho proceso. Una empresa que desarrolla su estrategia bajo la continua tensión y exigencia de una due diligence y con especial atención a los principales actores de su sector, estará en mejor posición para afrontar estas difíciles operaciones y sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo y cambiante.

El peor enemigo de las operaciones de F&A, de los mercados y de los planes de negocio es la incertidumbre.

F&A: una estrategia empresarial


fracaso-operaciones-empresas

El fracaso de las operaciones corporativas

Aena, la mayor OPV en Europa en 2014 se paraliza por errores procedimentales

Aena, la mayor OPV en Europa en 2014 se paraliza por errores procedimentales

Añadir Comentario