4 ideas sobre los efectos del Internet de las cosas

La industria de la tecnología se está preparando para el Internet de las cosas, una computación que se instala en pequeños dispositivos que detectan y transmiten datos de todo tipo sin necesidad de estar atados a los objetos.
Internet de las cosas ideas

4 ideas sobre los efectos del Internet de las cosas:

1. Según Marshall Van Alstyne, profesor de la Universidad de Boston, “a medida que los productos ordinarios se conecten, los fabricantes tendrán acceso a una información muy valiosa capaz de generar nuevos servicios.

2. Gordon Bell, investigador de Microsoft, cree que “nadie sabe exactamente qué forma adoptará la computación en el Internet de las cosas. La verdadera importancia del PC o del smart phone se hizo evidente después de su desarrollo. El Internet de las cosas convertirá el mundo en parte de la red y las personas tendremos que asimilar que nuestro universo esté alojado en un equipo”.

3. En el argot de esta nueva tecnología, se llama network effect cuando cada nuevo usuario contribuye a aumentar el valor de los productos y platform business a los sistemas que crean valor fuera de la empresa que fabrica un producto. Por ejemplo, los usuarios han combinado las funciones del iPhone en miles de aplicaciones que Apple ni siquiera pudo imaginar.

4. El diseño debe motivar a los usuarios a que agreguen valor a los productos, de forma que se combinen las características del mismo y adopte formas imposibles de anticipar. El Internet de las cosas permite la creación de estas platform business si el diseño del producto es correcto. Así, mientras que un producto independiente tiene su curva tradicional de crecimiento hasta alcanzar la madurez y el declive del mismo, un diseño adecuado que permita a otras personas añadir valor al producto genera una curva de innovación mucho más rápida y rentable.

En resumen, el Internet de las cosas ofrece enormes posibilidades para reinventar todo el sistema económico (sectores, productos…). Por este motivo, debemos estar preparados para los efectos en la red a medida que los objetos cotidianos comiencen a conectarse.

Fuente: MIT Technology Review

Lecturas relacionadas: