Steve Jobs, empresario del siglo XXI

Hay pocos precedentes de una muerte que haya conmocionado al mundo entero de la forma que lo ha hecho Steve Jobs. En Estados Unidos su impacto ha llevado a rememorar el eco social de la muerte del Presidente John F. Kennedy y la noticia ha sobrepasado todas las expectativas mediáticas.

Estamos ante un nuevo perfil de empresario. Me gustó el simil del diario El País señalando muy acertadamente que Jobs era la otra cara de ese capitalismo que se debate entre la nueva y la vieja economía, brecha a la que hago mención frecuentemente en muchos artículos.

Jobs es lo contrario de Lehman Brothers, Goldman Sachs y todas esas firmas que dominaban o siguen dominando el arte de hacer fortunas de la nada, sin generar algo tangible que lo justifique.
Quizá por esa razón, mientras los directivos de esas empresas han debido contratar seguridad para protegerse de las iras de la población indignada, Jobs muere como un héroe popular
.

He dejado pasar una semanas para sentir un cierto distanciamiento emotivo y compartir esta breve reflexión. No sé si Jobs es ya más que un mito y por tanto quizá algo ya difícil de digerir. Aun a riesgo de entrar en temas muy trillados, he aquí algunas cosas que personalmente me llaman la atención de Steve Jobs poderando su papel emprendedor y empresario:

  1. Capacidad para aprender de los fracasos. Lo que más me gusta de su biografía es que aprendió de un gran fracaso. En Internet los emprendedores persistentes aprenden de los fracasos y suelen sacarles un aprovechamiento extraordinario.
  2. El arte de perfeccionar. Hay una picología del perfeccionista que si se integra con el realismo de la empresa es revolucionaria y Jobs alcanzó esa perfección.
  3. Capacidad para visionar el consumo potencial de un producto y las preferencias anticipadas del cliente. Obsesión por agradar al usuario – cliente. Algunos han hablado de Jobs estos días como el gran reinventor. Reinventar para el usuario es un arte y capacidad poco comunes y una capacidad empresarial muy productiva.
  4. Capacidad para comunicar carismáticamente. Entre sus logros está inventar una forma de comunicación 2.0. Su presentaciones se han erigido como la forma más efectiva de hacer publicidad que jamás se haya conocido en la historia de la empresa.
  5. Motivar a sus equipos con retos imposibles. Estos días se cuentan algunas anécdotas que lo dicen todo sobre el personaje.
  6. Capacidad para construir una gran marca global. Hoy un marco dominado por las empresas globales, hay que dominar un lenguaje universal. Jobs creó todo un estilo.
Temas relacionados con Steve Jobs, empresario siglo XXI

Añadir Comentario