EL PRECIO DE LA FAMILIA

¡Menudo escándalo!, ¿ qué me dice Ud.? la familia no se compra ni tiene precio, es un muro de amor, es la base de la sociedad, es el fundamento de la moral, es lo único que vale la pena, la única amistad sin fisuras , sólo en la familia me siento acogido y comprendido, la familia es lo único que no falla nunca. Mis hermanos, mis padres , mis hijos, son mi vida, mi auténtico patrimonio, mi heredad de la sangre.…un remanso de amor.
Quitándole el aroma de cursilería, es verdad ; pero tiene fecha de caducidad. Pongámosle que se rancia cuando los vástagos llegan a la adolescencia y la personalidad aflora unida a “lo que me conviene”.
No pretendo aguar la fiesta de nadie. Confieso que la familia es eso y mucho más pero … seamos serios. Dejémonos de topicazos y pongámonos al arado para ver si de la tierra salen patatas o piedras. Son muy parecidas pero no iguales.
No es fácil conjugar generosidad aunque se pierda, sobredosis de cariño para lo que disgusta , respeto hacia arriba y hacia abajo , amar los defectos sin solución, renunciar a la autoridad que asfixia, admitir que la solidaridad me perjudica, que mis intereses se quedan debajo, que mis fracasos no me avergüenzan, que mis triunfos no humillan, que mi razón no es mayor, que el don de la palabra no se hizo para herir sino para curar, que el consejo es sólo opinión, que las putadas se olvidan y el odio se extirpa, que el carácter es un potro indomable…. Nada nuevo pero difícil, eso sí, casi imposible, también.
Me conformo con que me admitan que la diversidad es el ADN de la familia y por eso mismo la familia es muy, muy cara: cuesta jirones de alma.


LA  CULTURA Y EL EMPRESARIO

LA CULTURA Y EL EMPRESARIO

LOS EMPRESARIOS MIOPES

LOS EMPRESARIOS MIOPES

2 Respuestas

  1. Directivo Pyme 9 años ago
  2. Anónimo 9 años ago

Añadir Comentario