Poemas | Poemas sobre la madre | Madre y casa

Madre y casa

Se selecciona para el Día de la Madre un fragmento de Lezama Liza

Abrir la puerta de cada de su mano cuándo somos pequeños, o despertar e ir corriendo a su cama los domingos, el olor a café por las mañanas y su sonrisa al despertarnos. ¿Qué es una casa sin una madre?







 
 



 





 

 





 
 


Una madre en casa y el cariño en cada uno de sus movimiento; el estrés en cada una de sus obligaciones y la sonrisa en cualquier momento hacen que una casa sea diferente con ellas...


La Mujer y la Casa

Hervías la leche
y seguías las aromosas costumbres del café.
Recorrías la casa
con una medida sin desperdicios.
Cada minucia un sacramento,
como una ofrenda al peso de la noche.
Todas tus horas están justificadas
al pasar del comedor a la sala,
dónde están los retratos
que gustan de tus comentarios.

Fijas la ley de todos los días
y el ave dominical se entreabre
con los colores del fuego
y las espumas del puchero.
Cuando se rompe un vaso,
es tu risa la que tintinea.
El centro de la casa
vuela como el punto en la línea.
En tus pesadillas
llueve interminablemente
sobre la colección de matas
enanas y el flamboyán(*) subterráneo.
Si te atolondras
el firmamento roto
en lanzas de mármol
se echaría sobre nosotros

(*) El Flamboyán amarillo es oriundo de las Islas Filipinas. Es un árbol de porte majestuoso que se cultiva en Centro América, mayormente en Cuba, Puerto Rico y Panamá.

José Lezama Lima

Búsqueda personalizada
comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email