La UE a por Google una vez más. En esta ocasión, por Google Adwords

La comisaria antimonopolio de la UE, Margrethe Vestager, ha desvelado que la Comisión podría abrir un tercer frente en su cruzada contra Google. Tras haber presentado cargos formales contra el gigante de las búsquedas, primero, por su servicio Google Search y, posteriormente, por su sistema operativo para dispositivos móviles Android, en esta ocasión, la comisión está investigando su servicio de publicidad: Google Adwords.

La UE investiga a Google por su servicio Adwords

La UE anunció una investigación del servicio de publicidad de Google en 2010 que ahora, seis años después, parece haberse reavivado. El motivo, según la comisión:

  • La existencia de contratos entre Google y los sitios web que excluyen el uso de otros servicios de publicidad que no sean de Google.
  • Y de acuerdos con proveedores de equipos y de software que les impiden el uso de otros métodos de búsqueda.

Según señaló la comisaria el viernes en una reunión celebrada en Bruselas, la nueva investigación es independiente de los casos anteriores y “sigue su propio ritmo”. En cualquier caso, Vestager afirmó que espera que la investigación se resuelva “en un tiempo razonable” y poder llegar al menos a una conclusión preliminar.

Esta tercera investigación que señala a AdWords podría afectar mucho más a los ingresos de Google que las dos anteriores.

El servicio de anuncios dirigidos, que muestra las promociones junto a los resultados de búsqueda y contenidos de Internet, ha sido un factor clave en el aumento de las ventas de la filial de Alphabet. De hecho, la mayor parte de los 74.500 millones de dólares de ingresos que tuvo Google en 2015 provino de la publicidad.

Y la ya famosa cruzada podría no terminar ahí: Vestager ha reconocido que el regulador está examinando también activamente los servicios de búsqueda de Google relacionados con mapas, viajes y búsquedas de negocios.  

Según sus declaraciones, los casos tienen “una prioridad muy alta” por su efecto directo sobre la evolución del mercado y su riesgo de frenar la innovación.

Por su parte, Google no ha querido hacer ningún comentario al respecto.

Fuente: bloomberg


Seguir leyendo: