Educación: la desmotivación del profesorado

Hoy en el diario El País la primera página recoge un titular con lo siguiente: “Los alumnos de secundaria españoles, entre los peores de los países desarrollados” Y sigue con esta entradilla: De mal en peor. Los resultados del segundo gran informe trienal de la OCDE sobre el nivel educativo de los estudiantes de secundaria (15 años) sitúa a España en el furgón de cola y con tendencia a empeorar, con un 23% y un 21% de estudiantes incapaces de alcanzar el nivel básico en matemáticas y lectura, respectivamente, y, además, con exiguos porcentajes de nivel de excelencia. “Los profesores tienen que aceptar muchas más responsabilidades”.

Nos hacíamos eco de los problemas de la política educativa española en un blob anterior “La educación en España“. En el que se recogía que según el informe “Educación para todos” elaborado por la UNESCO, “España se sitúa en el puesto 26 en desarrollo educativo” y que “tan sólo el 4,5% del Producto Nacional Bruto español se dedica a la Educación, una cantidad inferior a la de todos los países de la UE“.

La desmotivación del profesorado en primaria y secundaria es elevada.

Los alumnos tienen buenos manuales, una didáctica avanzada en las aulas y los chavales un conjunto de infraestructuras y actividades diversas muy atractivas en sus respectivos colegios. En este marco, nos encontramos un alto porcentaje de profesorado desmotivado incapaces de motivar a sus alumnos por el conocimiento y el estudio. Esta desmotivación se traslada también en el contacto con los padres a los que pretenden transferir la responsabilidad de la enseñanza que debería producirse en las aulas.

Miles de niños llegan a casa con libretas llenas de “deberes” rayando en la exageración. Un niño en secundaria de 11 años tarda 2 ó 3 horas en hacer sus “deberes” de casa, tras una jornada en el Colegio desde las 9 de la mañana hasta las 16,30 horas de la tarde. Los profesores entregan a los padres de una niña de primaria un montón de material para que los padres “enseñen” a su hija. ¿Qué sucede en las aulas durante tantas horas?

Al margen del exiguo gasto en educación en España, las causas de la desmotivación del profesorado son complejas. El Gobierno debe profundizar en ello y afrontar este tema con diligencia. El debate de la educación en España no se puede reducir al tema de la asignatura de educación.

El tema de la educación en España no admite esperas. Son ya bastantes generaciones de estudiantes las que están padeciendo un déficit educativo de incalculables consecuencias para ellos y para el futuro del país. El equipo del Gobierno Zapatero debe tomar la iniciativa en este importante tema. Y quizás no solo los responsables de la Educación.

La economía española, afectada en la actualidad por problemas en determinados sectores, no será innovadora (factor de crecimiento y generación de empleo) sin un capital humano capaz de impulsar la productividad y la competitividad en el marco internacional. La educación es también un problema del Ministro de Economía Sr. Solbes, y de usted, Sr. Presidente.

Blogs y enlaces relacionados:

5 Respuestas

  1. Anónimo 15 años ago
  2. Anónimo 15 años ago
  3. Anónimo 15 años ago
  4. Anónimo 15 años ago
  5. Anónimo 15 años ago

Añadir Comentario