Más cerca que nunca de una vacuna contra el VIH

Han identificado un anticuerpo que neutraliza el 98% de las cepas de VIH.

Un anticuerpo es una proteína producida por el sistema inmune en respuesta a patógenos dañinos, como son bacterias y virus. Los anticuerpos son responsables de identificar y destruir estos patógenos. Pueden hacerlo uniéndose al patógeno y eliminándolo, o marcándolo para que los glóbulos blancos lo reconozcan y los destruyan.

El VIH es un virus que es capaz de cambiar rápidamente y así evita que las defensas inmunitarias del cuerpo lo reconozcan y lo destruyan. Ésto dificulta poder desarrollar un anticuerpo que sea capaz de bloquear la amplia gama de cepas de VIH que existe.

Pero ahora un grupo de investigadores americanos ha encontrado un anticuerpo frente al VIH, que podría ser la base de una nueva vacuna contra el virus.

Descubren un anticuerpo que neutraliza la mayoría de los VIH

 

Capaz de destruir hasta al 98% de todas las cepas del VIH.

Los investigadores han descubierto un anticuerpo, llamado N6, que es capaz de reconocer al virus, incluso cuando se transforma, y destruir hasta al 98% de todas las cepas del VIH probadas.

N6 ha mostrado una extraordinaria amplitud y una potencia increíble, incluso frente a cepas tradicionalmente resistentes a los anticuerpos.

Es incluso hasta 10 veces más potente que VRC01, un anticuerpo de la misma clase que N6, que ya se está probando en ensayos clínicos de fase II en pacientes humanos, y que se ha demostrado que es capaz de proteger a los monos contra el VIH durante casi seis meses. El anticuerpo VRC01 es capaz de impedir que hasta el 90% de las cepas de VIH infecten células humanas. 

Cuando los investigadores expusieron N6 a 181 diferentes cepas de VIH, se logró destruir el 98% de ellas, incluyendo 16 de 20 cepas resistentes a otros anticuerpos de la misma clase.

Más cerca de una cura para el VIH

¿Por qué es tan efectivo este nuevo anticuerpo?

Parece que la clave es que N6 se une a las partes menos cambiantes del VIH, es decir a aquellas partes que son prácticamente iguales entre las diferentes cepas.

Al unirse a estas partes más consistentes del VIH, N6 es capaz de prevenir que el VIH se adhiera a las células inmunes de un huésped y las ataquen. Lo que hace que las personas VIH positivas sean tan vulnerables a desarrollar sida.

También encontraron que las mutaciones del virus del VIH que los hace resistentes a N6 aparecen muy pocas veces. Lo que significa que el virus no puede responder a este anticuerpo tan rápidamente como lo hace con otros anticuerpos desarrollados anteriomente.

 

Huang J, Kang BH, Ishida E, Zhou T, Griesman T, Sheng Z, y col. (2016). Immunity 45(5): p1108-1121. Más información.

 

Seguir leyendo: 

 

Añadir Comentario

Subscribe!