Riesgos de automedicarse para el insomnio

Más de la mitad de las personas que tienen problemas para dormir se automedican. 

El insomnio no sólo es la incapacidad para dormir, sino también para permanecer dormido. Puede que la persona sufra despertares frecuentes durante la noche o que se despierte muy temprano, por lo que es difícil funcionar durante el día.

Puede ser causado por el estrés del trabajo, una enfermedad y por malestar físico o emocional. Las personas que lo sufren, y si automedican sin buscar el asesoramiento de un médico, pueden estar poniéndose en grave peligro.

 

Peligros de automedicarse para el insomnio
 

Los peligros de automedicarse para el insomnio.

Más del 30% de las personas que sufren insomnio utilizan algún tipo de remedios para dormir sin consultar previamente a un médico.

El uso de remedios para dormir pueden ser eficaz como tratamiento a corto plazo del insomnio leve, pero no debe tomarse durante largos períodos sin una preescripción médica, ya que pueden ocultar un problema de salud grave que podría empeorar si permanece sin tratamiento.

Sólo el 20% de los casos de insomnio que tiene una duración de más de un mes, no están vinculados a ninguna otra condición de salud. Aunque la gran mayoría de los casos de insomnio a largo plazo están relacionados con problemas de salud físicos o mentales, como enfermedades del corazón, depresión, asma o ansiedad.

La automedicación con fármacos para favorecer el sueño supone un grave riesgo para la salud ya que existen dos riesgos claros:

  • La tolerancia. La ingesta de este tipo de sustancias sin control médico puede producir que, tras cierto tiempo, el organismo se acostumbre al fármaco, acabe tolerándolo, y pierda su efectividad inicial. 
  • La dependencia. Cuando el fármaco pierde su eficacia inicial, el paciente suele aumentar las dosis para conseguir los efectos deseados y puede llegar a situaciones de dependencia. 

Seguir leyendo: